2012/08/30

FACEBOOK: ¿PODRÁ LIDIAR CON EL FRACASO?

Por: Fernando Hernández Urias
En: Sin Embargo

En tan sólo tres meses, el promisorio debut de Facebook en la bolsa de valores se convirtió en una decepción mayúscula. Los títulos de la red social han perdido la mitad de su valor en apenas 90 días y el desplome parece no tener fin. Mark Zuckerberg, el creador del sitio, se encuentra en la mira de muchos inversionistas y no son pocos los que exigen su cabeza.

 El viernes 18 de mayo, la red social creada por Zuckerberg se estrenó en el mercado bursátil. Tras obtener una valorización de 104 mil millones de dólares –en 2004, Google dio sus primeros pasos en la bolsa con un valor de 23 mil millones de dólares–, los títulos de Facebook se vendieron en 38 dólares cada uno. En su último año fiscal, Facebook declaró ingresos por 4 mil 300 millones de dólares y un flujo operativo de poco más de mil millones. 


La excitación que generó la Oferta Pública Inicial provocó que la mayoría de los analistas auguraran un futuro brillante para las acciones de Facebook. Según varios expertos, cualquier avance menor a 50% sería decepcionante. Sin embargo, todo fue un fracaso. El lunes 21 de mayo, los papeles cayeron hasta los 34.03 dólares y sumaron una segunda jornada de bajas al caer hasta los 31 dólares el martes 22 de mayo. 

El miércoles 23 por fin repuntaron un poco hasta alcanzar los 32 dólares por título. El desplome del valor de las acciones provocó una lluvia de demandas en contra de la red social por parte de los inversionistas quienes creen que la empresa escondió débiles pronósticos de crecimiento antes de lanzar su oferta pública. 

La sospecha creció cuando el diario The Wall Street Journal publicó que David Ebersman, director financiero de Facebook, recomendó a los colocadores liberar 25% más de títulos y elevar el precio de las acciones tres días antes de su salida a bolsa. 

Los bancos colocadores de la Oferta Pública Inicial –Morgan Stanley, JP Morgan Chase, Goldman Sachs, Merrill Lynch, Pierce Fenner & Smith Incorporated y Barclays Capital– también fueron demandados. Citigroup y USB fueron dos de los grupos más afectados. Según algunas fuentes, entre las dos instituciones perdieron cerca de 50 millones de dólares. Otras firmas como Knight Capital Group  y Citadel LLC también reportaron pérdidas de entre 30 y 35 millones de dólares. 

Ante las exigencias y reclamos, el Nasdaq OMX Group Inc. se vio obligado a ofrecer una compensación de 62 millones de dólares. 

Pero la oferta fue rechazada. En un comunicado, Citigroup aseguró que: “Los cientos de millones de dólares en pérdidas sufridas por los participantes del mercado en la OPI de Facebook fueron el resultado de una serie de decisiones apresuradas, en busca del interés propio y altamente arriesgadas del Nasdaq”. Apenas el 17 de agosto, justo un día después de que concluyera el período de veda que impedía a los inversionistas la venta de acciones, los títulos de Facebook alcanzaron su nivel más bajo al cerrar en 19.87 dólares por título. 

Cinco días después de este tropiezo, Peter Thiel –cofundador de PayPal y uno de los 400 hombres más ricos del mundo, según Forbes– vendió más de 20 millones de acciones de Facebook (aproximadamente 70% de su participación en la red social) a precios en un rango de entre 19.27 y 20.69 dólares por título.

Así, durante los últimos tres meses, el empresario se ha deshecho de 89% de su participación en la red social y aún así todavía posee un lugar como director en el consejo de administración de la empresa. Peter Thiel, de 44 años, posee una fortuna de 1.5 mil millones de dólares, según la revista Forbes, cantidad con la que ocupa el lugar 303 entre los hombres más ricos de Estados Unidos. 

Recientemente se supo que Thiel invertirá 350 mil dólares de su fortuna en la compañía Modern Meadow que busca desarrollar una impresora que produzca estructuras tridimensionales con proteínas, producto con el cual se buscaría sustituir la carne. 

Según un comunicado de la Thiel Foundation, la inversión se hará a través del fondo Breakout Labs. El millonario no fue el único que decidió recortar su participación en la red social. Uno de los cofundadores de la firma y el tercer accionista más grande, Dustin Moskovitz, vendió 450 mil de las 133.7 millones de acciones en su poder. 

Además, también en estas fechas, la empresa Microsoft vendió una quinta parte de su participación en Facebook: aproximadamente 6.6 millones de acciones. La lista de los accionistas de Facebook es larga. Entre los nombres más famosos se encuentra el vocalista de U2, Paul David Hewson, mejor conocido como Bono, y la cantante Lady Gaga. También está David Choe, un grafitero que en 2005 se encargó de pintar las oficinas de Facebook y recibió a cambio 3.77 millones de títulos. Zuckerberg posee un tercio del total de las acciones y no podrá venderlas sino hasta mediados del mes de noviembre.

OTROS DESCALABROS


Aunque sí es el más grave, ese no es el primer descalabro que sufre la red social creada por Zuckerberg en 2004. 

A finales de julio de 2007, los creadores del sitio “ConnectU” demandaron al dueño de Facebook por plagio, fraude, violación de derechos de autor y ruptura de contrato. 

El grupo de jóvenes, integrado por Cameron y Tyler Winklevoss y Divya Narendra, aseguraron haber contratado en 2003 a Zuckerberg para construir una red social muy similar a lo que sería Facebook, trabajo que no cumplió. 

En febrero de 2008, las partes llegaron a un acuerdo y la red social entregó 65 millones de dólares. Además, los gemelos Winklevoss y Narenda tuvieron que cerrar el sitio “ConnectU” y entregar la propiedad del dominio ConnectU.com. 

En julio de 2010, un ciudadano estadounidense llamado Paul Ceglia presentó una demanda civil ante el Tribunal Supremo del condado Allegany, en Nueva York, en la cual reclamaba la propiedad de 84% de Facebook. Según Ceglia, Zuckerberg y él firmaron un contrato para desarrollar y diseñar un sitio de Internet. 

Según la demanda, en el contrato establecían un pago de mil dólares y una participación de 50% en el producto, que fue lanzado como thefacebook.com. 

Para defenderse, los abogados del sitio pidieron la entrega de una copia original del contrato de la propiedad que Ceglia pretendía. 

Durante los primeros meses de este año, el sitio Yahoo! demandó a Facebook ante un tribunal federal de California por el pago de derechos de licencia de una lista de diez patentes que incluía métodos y sistemas para publicidad en Internet. 

El sitio creado por Zuckerberg no se quedó con los brazos cruzados y contraatacó con una denuncia en contra de Yahoo por saltarse diez patentes de su propiedad. La guerra en la que se enfrascaron estos dos gigantes de Internet terminó en julio cuando ambas partes llegaron a un acuerdo que no implicó intercambio de dinero, pero sí la ampliación de la asociación entre Yahoo! y Facebook. 

Y apenas el 21 de agosto, la compañía china Cubic Network promovió una demanda contra el sitio de Zuckerberg asegurando que los recientes cambios a la línea de tiempo de Facebook fueron copiados del sitio chino. Xiong Wanli, el fundador de la empresa china, dice que su idea fue plagiada en 2008 cuando dio una conferencia en la Universidad de Stanford en la que presentó la línea de tiempo de su página. 

La demanda ha levantado varias sospechas. Muchos se preguntan por qué el empresario asiático tardó tantos años en presentar esta acción legal. Los escándalos por la falta de privacidad de que son víctima sus usuarios han perseguido a Facebook ya desde hace algunos años. 

En 2011, un grupo de internautas demandaron a la red social por el uso incorrecto en publicidad de sus nombres, fotografías y otras informaciones personales. 

Apenas en julio de este año, Facebook y los demandantes llegaron a un acuerdo según el cual la red social se vería obligada a pagar 10 millones de dólares a los afectados. Hace un par de semanas, la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos  y Facebook llegaron a un acuerdo que obliga a la red social a aumentar la protección de la información de sus usuarios. 

Cada vez que el sitio incurra en una violación de este acuerdo, será multado con 16 mil dólares.

EL IMPERIO SIGUE EN PIE


Sin embargo, el “barco” que dirige Mark Zuckerberg sigue con el viento a su favor. La red social acaba de anunciar la contratación del famoso arquitecto Frank Gehry, quien se encargará de diseñar la ampliación de las instalaciones de la compañía en Menlo Park, California. Durante la misma semana, la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos dio luz verde a la adquisición de Instagram por parte de Facebook. 

La compra fue anunciada en abril por mil millones de dólares además de un intercambio de acciones, sin embargo el monto de la transacción todavía puede ser modificado. Además de Instagram, la red social creada por Zuckerberg acaba de hacer otra compra. Facebook cerró la adquisición de Threadsy el 24 de agosto. 

La compañía opera el sitio Swaylo.com, una herramienta que sirve para medir el impacto que tienen los posts y los contenidos que comparte cualquier usuario de redes sociales. 

Toda la información sobre la transacción se mantiene en secreto y no hay datos sobre la cantidad que pagó la red social por Threadsy. Y aunque no al mismo ritmo, la cantidad de usuarios de Facebook sigue creciendo y se espera que a finales de este año la cantidad sea superior a los mil millones. 

Su éxito entre los internautas pone a Facebook cada vez más cerca de su archirival, Google. La competencia está cada vez más cerrada. Según datos de ComScore, Youtube –propiedad del buscador– con 83% de la audiencia, sigue siendo el sitio de videos más visitado del planeta; pero Facebook, por primera vez en su historia, es el segundo lugar de la lista con 29% de las visitas. 

Apenas en mayo, la red social creada por Zuckerberg está en cuarto lugar por detrás de Youtube, Yahoo! y VEVO. Con puntos en contra y a favor, muchos discuten sobre el futuro de Mark Zuckerberg. 

Hay quienes lo ven como un sujeto brillante, un visionario, pero que no tiene la capacidad y la madurez necesaria para triunfar en el mundo corporativo. 

El genio de Harvard tiene ahora el mayor reto de su vida entre sus manos: rehacer la confianza de sus inversionistas y empleados, y llevar a buen puerto el barco que ahora encabeza.









No comments:

Post a Comment