2012/08/19

La Jornada - En Tepoztlán, indígenas del país desgranan historias de lucha contra el despojo



Llegados de Morelos, Puebla, Tlaxcala, Oaxaca, Nayarit, Hidalgo, Michoacán, estado de México y Guerrero, hablan de megaproyectos como la ampliación de la autopista Cuautla-México, la termoeléctrica en Huexca, Morelos y el parque eólico en San Dionisio del Mar, Oaxaca, entre otros.

Tepoztlán, Mor. Una historia común de lucha contra el despojo de su tierra, agua y recursos naturales y de represión por parte de los gobiernos federal, estatales y municipales se fue desgranando hoy en este pueblo mágico al que llegaron 171 representantes de 58 pueblos indígenas y organizaciones de Morelos, Puebla, Tlaxcala, Oaxaca, Nayarit, Hidalgo, Michoacán, estado de México y Guerrero.

Unas 300 personas se dieron cita, pese a una lluvia que a ratos era aguacero, en el zócalo tepoztleco para escuchar a las y los participantes en el encuentro Pueblos Unidos en Defensa de la Tierra, el Agua y el Aire en solidaridad con Tezpotlán, que lucha ahora contra la ampliación de la autopista Cuautla-México, que, como ya es tradición en el país, se pretende ejecutar, denunciaron ejidatarios tepoztlecos, sin cumplir con la obligación de consultar en forma previa, libre e informada a los afectados, que imponen las constituciones federal, estatal y el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo.

Aquí se habló de megaproyectos como la propia ampliación de la infraestructura carretera, que afectaría territorio del pueblo anfitrión; de la termoeléctrica que se pretende construirán en Huexca, Morelos, y el gasoducto que la abastecería, atravesando zona de riesgo volcánico, para beneficio de dos transnacionales españolas; del parque eólico cuya construcción resisten los indígenas ikoot, de San Dionisio del Mar, Oaxaca, para lucro de otras transnacionales españolas, australianas, japonesas…

Al encuentro asistieron puntuales a la cita los luchadores de Atenco, cuyos ya célebres machetes exhiben leyendas que reclaman justicia y por lo tanto cárcel para Peña Nieto, quien siendo gobernador del estado de México reprimió su movimiento de rechazo a la construcción de un aeropuerto y como candidato priísta reconoció su responsabilidad al haber ordenado dicha represión. Los atenquenses enfrentan ahora presiones de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) para comprar su tierra.

Se hizo además el memorial de agravios que afrentan a Tezontepec, Hidalgo, donde una refinería que el Estado ha dejado convertir en chatarra ha contaminado su tierra, agua y aire y se les pretende despojar ahora de una zona donde se encuentra el principal acuífero de la región para llevarse el líquido al Distrito Federal. Y se pretende construir en sus tierras “el aeropuerto que rechazó Atenco”.

Al cierre de esta nota continuaban las intervenciones de representantes de pueblos exponiendo sus luchas, como Cherán en Michoacán y Huamuxtitlán,en Guerrero. El encuentro concluirá esta tarde.

No comments:

Post a Comment