2012/09/01

Magistrados del TRIFE, vulgares parásitos entrenados para ser cortesanos, insensibles ante las angustias del pueblo

A propósito  de la resolución definitiva  que estamos   pendientes  de  conocer del Tribunal Federal Electoral, desgraciadamente   en  estos  momentos   tenemos  que tragarnos  el asqueroso   bocado  que a la   fuerza   están  por  darnos   a  todos  los   mexicanos  quienes  en  mala  hora   integran   la  Sala  Superior  de  dicho  Tribunal,  consistente en que  harán la  declaratoria  de quien  ganó las elecciones  federales para presidente de la República  es el  candidato del PRI;   es de  esperarse esa funesta declaración   dados  los  antecedentes  del   abominable sistema político  PRI-PAN,  del cual forman  parte  los  pseudomagistrados del TRIFE, pues a tono  con el Sistema,  para ese  cargo  fueron nombrados  y comisionados por la influencia de  prominentes  políticos del sistema, que  son precisamente  los líderes   de los  corruptos partidos políticos   que actúan  con todo  libertinaje,  impunidad  ,  privilegios inverosímiles, desfachatez y cinismo  en la  Cámara de Diputados  Federal, en el  llamado Senado de la República, en el Consejo de la Judicatura  Federal y en la Suprema Corte  de  Justicia,    los  cuales   como  a todo  mundo le   consta,  no son más  que   vulgares  parásitos  que viven  con  comodidades   y remuneraciones  increíbles  a costa del pueblo de  México;  estos  son  los  factores   condicionantes  de los   pedestres  sujetos  que integran   el TRIFE;   más  que  jueces, cargo para el cual  carecen  de la  aptitud  y preparación suficientes,  se trata   de  individuos  que tienen  un  esmerado  entrenamiento para  ser  dóciles y cortesanos con sus  jefes   políticos  de  arriba , cínicos, desvergonzados,    e  insensibles    ante  las   angustias   del  pueblo,  a quien  se  deben.   Antes  las inconfesables consignas   que les   dirige  el  Sistema   son  infalibles   para  cumplirlas;  por ejemplo   tal  es  el  caso    de las   terribles   jurisprudencias (órdenes autoritarias),  supuestos    criterios  jurídicos,    que  dicta  la  Suprema  Corte   de  manera   omnímoda   y  arbitraria  para  que  sean  cumplidas   por los  jueces    y magistrados  de   todo  el  país, de  modo   que  se trata   de  simples  escribanos   atentos  cumplidores   de   instrucciones  que les   dirigen  personas  y entidades   totalmente  ajenas  a la  dignidad  judicial  y contrarias   a su independencia;   como  individuos  carecen de las  buenas cualidades  humanas,  de  criterios  propios   y  del sentido    de la  creatividad  de   los  valores de la Justicia; así que  no  son más  que  autómatas  o monstruos  como Frankensteins.  Entonces,  ante ese grave  problema   en estos duros y difíciles  días   y tiempos  por los que atravesamos  los  mexicanos, sólo  nos  queda  organizarnos  bien,  eficaz, patriótica  e  inteligentemente para  conjurar los graves peligros  que nos   acechan   y nos  esperan.  

Giap Salvador

1 comment:

  1. Concuerdo, agregaria pena de muerte a los magistrados del TEPJF .... aun peor que matar, violar, etc .. es traicionar a la NACIÓN.

    ReplyDelete