2012/08/20

Mitos y ritos a 50 años de Los Beatles

Por: Roberto Ponce
En: Revista Proceso

MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Hulme Hall se llama el salón del vecindario Birkehead del villorio Port Sunshine, en el puerto de Liverpool, donde justo una noche de sábado 18 de agosto, en el año 1962, el baterista Ringo Starr se integró oficialmente al conjunto Los Beatles, el cuarteto musical que a 50 años de aquel acontecimiento histórico ostenta el máximo cetro de ser “el grupo artístico de mayor impacto en el rock”.

Ringo ensayó entonces unas dos horas con los otros tres músicos de Los Beatles cuyo jefe era el cantante y guitarrista John Lennon, escoltado por su mancuerna compositora Paul McCartney en el bajo y el requintista George Harrison.

Todos ellos cantantes de la banda más famosa del norte de Inglaterra que a las 10 en punto comenzó a animar el bailongo anual número 17 de la Sociedad Horticultora de Liverpool, con ritmos de skiffle, rock’n’roll y baladas originales de John y Paul en el salón Hulme, por el sendero Bolton Road.


Allí nacieron hace medio siglo Los Beatles y, como reza la consabida frase, lo demás ya es historia…

El puerto natal de Los Fab 4 está de fiesta todo 2012 por el medio siglo de Los Beatles y el sábado 18 tuvo lugar un concierto en el histórico salón Hulme Hall, para conmemorar el debut oficial de Ringo en 1962.

“Los cuatro teníamos bien metido el sentimiento de que algo importante iba a suceder. Yo me sentía profundamente positivo. Era sólo cuestión de tiempo…Y en eso nos cayó de representante Brian (Epstein). Él sabía de qué manera lograríamos triunfar”, recordó George en 1980.

“Estábamos orgullosos y muy confiados; pero cuando el señor Epstein dijo: ‘Ustedes van a ser más grandes que Elvis, ¿se dan cuenta?’, pensamos ‘Vaya, ¿pero qué tan grandes podremos llegar a ser? Yo francamente, lo dudo…’ Parecía escandaloso y sin embargo, Brian nos cumplió…”.

Epstein consiguió su primera grabación en Parlophone Records. La metamorfosis de “Los Fab(ulosos) 4” (The Fab Four) fue espectacular y su disco sencillo debutante “Ámame” (Love Me Do) refrescó el desfile de éxitos radiofónicos mejor vendidos en Inglaterra, el 5 de octubre de 1962.

Tras el homenaje a John Lennon el próximo 9 de octubre en el bar The Cavern, la guarida que vio a John, Paul y George hacer sus pininos se estrena la obra teatral de Produccions LTD Epstein, montaje de Bill Elms y Jen Heyes, con libreto de Andrew Sherlock sobre el manager Brian Epstein, el 12 de noviembre en el Teatro Epstein, de Hanover Street, Luverpool (www.echoarena.com).

A comienzos del prolífico 1963, Los Fab 4 grabaron nuevamente en los estudios londinenses Abbey Road un rolón: “Por favor, compláceme” (Please, Please Me), disco de 45 RPM que conquistó el anhelado primer lugar en la isla y brindó título a su primer álbum. Paul contaría en 1997:

“Si imaginas esta canción mucho más lenta, así la escribió John. Tiene todo: notas muy altas y el sello típico de temas al estilo Roy Orbison. Pero en la sesión con el ingeniero de estudio George (Martin) él sugirió acelerar el ritmo y así brotó aquel espíritu veloz de Los Beatles… Copiábamos a propósito números afroamericanos tipo The Marvelettes, los alterábamos un poco. Cantar sobre lo que amas con pasión fue un gran comienzo…”

Cuando Los Beatles se separaron hacia 1970, su legado reveló 12 álbumes de estudio, 13 discos EP y 22 jits sencillos con ventas que se supone llegan al billón de discos, aunque sólo han certificado cerca de 290 millones de unidades. Según listas de mercado, en este año Los Beatles superan con sus ventas certificadas de más discos sencillos, álbumes, compilaciones y videos a:

Elvis (201.2 millones), Garth Brooks (165.4), Madonna (157.8), Michael Jackson (155.8), Elton John (153), Led Zeppelin (133.4), Queen (88.2), Eagles (127.5), Maria Carey (118.2), Celine Dion (111.4) y Pink Floyd (110.2), sin contar las grabaciones de los Fab 4 desde 1970 como solistas (verhttp://ohnotheydidnt.livejournal.com/66626388.html?page=6&cut_expand=1).

Fab 4 en venta

Los Beatles destronaron a Elvis Presley aquel año de 1963 y este tardó un lustro en reponerse del golpe filmando un programa televisivo en 1968. Enfundado de cuero negro El rey del rock declaró reconoció ante las cámaras: “Me gustan bastantes conjuntos nuevos como Los Beatles y Los Byrds…”

Una abusiva comercialización de cualquier producto de Los Fab 4  continúa a la fecha desde excelentes espectáculos tipo Love del Cirque du Soleil, hasta juegos para tocar sus rolas digitalmente en Guitar Hero o caras las reediciones de sus 13 álbumes en 16 CDs remasterizados en formato digital).

La marca de Elvis Presley en la música Beatle es el tema de la exposición multimedia “Elvis y nosotros” en la galería The Beatles Story de Liverpool, que muestra objetos del grupo y otros de la colección Graceland proveniente de Memphis, el museo de El rey en Tennesse.

Se exhibe la blusa que usó Presley en la cinta “El rock de la cárcel”, su primer acetato de Sun Records con Sam Phillips a su madre, telegramas, cortos inéditos y boletos al programa televisivo del regreso de Elvis para la NBC de 1968. También, el bajo Fender blanco que tocó con Los Fab 4 cuando fueron a conocerlo en su segunda gira por EU, el 27 de agosto de 1965.

Aquella segunda gira a Estados Unidos demostró que “ser más populares que Jesucristo” podía tener un precio muy amargo a pagar y sus discos fueron quemados. Los Fab 4 recibieron los primeros reveses en su carrera y el Vaticano los vetó.

En su tesis de 2006 “Los Beatles y su influencia en la cultura” para la licenciatura en Artes del Departamento de Estudios de EU e Inglaterra, en la Universidad de Masaryk, Brno, el checo Rudolf Hecl divide su estudio en dos períodos de la historia de Los Fab 4:

El primero, que comienza hace 50 años, concluye en 1965 luego del LP Revolver, su segunda gira a EU en octubre, el último concierto y el inicio del álbum Rubber Soul. La segunda ocurre en 1966 cuando prueban el LSD y se aficionan a la marihuana, hábitos que abren su visión artística a nuevas direcciones en “Viaje mágico y misterioso”, “Sargento Pimienta” y “Abbey Road”. En su tesis, el postulante de la República Checa expresa:

“No obstante que adoro a Los Beatles y amo su música, yo hallo algo exagerado que se les considere el más grandioso grupo pop de la historia’. Definitivamente sí fueron grandes y muy probablemente son la banda más importante; pero en términos musicales (tanto al escribir canciones como en su virtuosismo tocando instrumentos) y en términos de letras, ellos son igualados si no es que dejados a la saga por otros conjuntos.”

En el devenir el nuevo siglo comenzaron a sonar cacofonías desmitificando a Los Fab 4, como un fenómeno artístico “sobrevalorado”, cuya trascendencia social ha sido “inflada” por la prensa, y en resumen, que es tiempo ya de juzgar hoy al cuarteto señalando sus rasgos de mediocridad.

Hace tres semanas en la red de yahoo! respuestas México, la usuaria <roxana> preguntó (se reproducen los escritos tal cual): “¿Te gustan los beatles?”, dando como mejor respuesta la breve “si” de <Una persona chida> (colaborador destacado), por encima de <Axel> quien contestó: “amigo que pregunta es esa, los the beatles fueron y seguiran siendo para mi y para muchos, la mejor banda de todos los tiempos en su genero, canciones como la de ellos es difícil que vuelva a haber : ) asi que mi respuesta es SIIIIIIIIII…”

En cambio, <Maccs>, otro colaborador destacado opinó: “Noooooo….!, están inflados como globos…”

Fabricando una leyenda

John, Paul, George y Ringo, los simpáticos “chicos de Brian”, advertía la prensa inglesa, eran un producto de moda que pronto olvidaría la juventud.

Empero, la salida al mercado del segundo LP “Conozca a Los Beatles” (With The Beatles), a finales de 1963, provocó que Los Fab 4 fueran tomados menos superficialmente. Al oleaje de furor juvenil que su música desencadenaba se le bautizó con la voz de “Beatlemanía”.

Componiendo “cara a cara”, Lennon y McCartney no se durmieron en sus laureles. “Obsequiaron” su primer jit a Los Rolling Stones “Quiero ser tu hombre” (I Wanna Be Your Man), y en los cortes originales del nuevo disco experimentaron juegos de palabras de doble significado, onomatopeyas y melismas que engalanaban sus letras. Una crítica los dejó absortos:

“No interesa aquí resaltar el fenómeno social de la Beatlemanía, el cual halla su expresión en bolsas de mano para chavas, globos u otros objetos con sus rostros adorados por sus fans; tampoco me importan los gritos histéricos de las chamacas durante sus conciertos. Pero sí las canciones de Lennon y McCartney por ser muy imaginativas y poseer tanta inventiva como ya no se desarrollaba la música por el río Merseyside en años recientes”, escribió William Mann en su crítica musical para el Times de Londres, el 27 de diciembre de 1963 (http://jolomo.net/music/william_mann.html). Y añadió:

“El interés por la armonía de Los Beatles corre también paralelo al de sus rápidas canciones rítmicas, que uno tiene la impresión de que ellos piensan simultáneamente en melodía y en armonía, así de firmes son las tonalidades en séptima y novenas mayores con que elaboran sus piezas, y los cambios de sexta subdominante, como tan natural es la cadencia Aeólica final de ‘No por segunda vez’ (Not A Second Time), que es la misma progresión de acordes que usa Mahler en ‘La Canción de la Tierra’…”

Tal exaltación a Los Fab 4 y el rimbombante título “Los Beatles son el mejor conjunto en la historia del rock” prevalecieron casi como dogma de fe durante el resto del siglo pasado, en buena medida gracias a juicios más sencillos de importantes rocanroleros.

En 1982, el director de orquesta Leonard Bernstein, creador del musical “Amor sin barreras” (West Side Story) afirmó en el Festival Cervantino de Guanajuato: “Hay canciones de Los Beatles que yo clasificaría al lado de Schubert como ‘Ella se va de casa’ (She’s leaving home)…”

La edición especial de colección de la revista Rolling Stone “Los 100 grandes artistas de todos los tiempos” nombró en 2011 a Elvis Presley en el tercer lugar, Bob Dylan en segundo y, a la cabeza, Los Beatles. Si uno escribe “The Beatles” en el motor de búsquedas Google por Internet obtendrá 257 millones de ligas, mientras que si “clickea” Elvis Presley aparecen 152 millones con 500 mil, y Led Zeppelin obtiene 72 mil 700 resultados, por 67 mil 500 de Bob Dylan.

El texto elogioso a Los Beatles acompañando la citada encuesta en Rolling Stone de Elvis Costello, el compañero de Diana Krall, fan de Los Fab 4, y colega de Paul McCartney, sostiene:

“John Lennon y Paul McCartney eran excelentes compositores. George Harrison no era el tipo de guitarrista que salía con solos inesperados y salvajes, pero aun haciendo una pausa era musical; Ringo Starr tocaba la batería con un sentimiento único que nadie puede imitar…Lennon, McCartney Harrison tenían estándares elevadísimos como compositores… Pasaron de simples letras de amor a historias de adultos como ‘Bosque noruego’… Fue el primer grupo en experimentar con perspectiva aural en las grabaciones y hacer de ella más que un truco simplón…”

Los Fab 4 alcanzarían la cima en los Estados Unidos con su jit “Quiero estrechar tu mano” (I Wanna Hold Your Hand), rola que les abrió las puertas de Nueva York al programa del Show de Ed Sullivan en febrero de 1964, visto por unos 73 millones de adolescentes enloquecidos por sus coros “yeah yeah yeah” y la carismática imagen sonriente del combo que sedujo a los adultos.

Cuando el 2 de marzo de 1964 el cineasta Richard Lester empezó el rodaje de “La noche de un día difícil” (A Hard Day’s Night), película en blanco y negro y antecedente gestor de los futuros videos MTV. El crítico de cine Andrew Sarris describió el film como “el Ciudadano Kane de las rocolas musicales, una brillante cristalización de variadas partículas culturales como película pop, rock’n’roll, cinéma verité, la nouvelle vague, free cinema, amaneramientos de cámara fija, el culto al adolescente asexuado, y espontaneidad estudiada”.

Al estreno mundial al que asistieron Lord Snowdon y la Proncesa Margarita en un teatro de Picadilly Circus, Londres, el 4 de julio de 1964, y a la semana de la première recaudó 8 millones de dólares. El productor George Martin expresó para el documental del film en formato BluRay:

“Los Beatles ya eran exitosos desde un principio localmente, pero verlos en una película fortaleció su fama a un nivel universal. A diario John, Paul y en menor medida George, comenzaron a darme montones de material nuevo y mejor a todas horas.”

Lester y el guionista de Liverpool sugerido por Alun Owen para “La noche de un día difícil” proyectó a Los Fab 4 como entidades identificables: John, el cínico. Paul, el carita. George, el simpático. Y Ringo atrás de todos, el solitario sin amor. Cuatro hojas de un mismo trébol, perseguidas por cien mil vírgenes en fogoso celo de Beatlemanía. George declaró:

“Beatlemanía, locura… No me gustaría pasar otra vez por ella. Parece muy divertida en las películasA Hayd Day’s Night y Help! (1965), la versión de nuestras vidas por Richard Lester, pero era horrible en la realidad, no teníamos nuestro propio espacio y es muy importante. Sin él, Los Beatles se condenaron, como los changos enjaulados en el zoológico. Se mueren… Todo mundo se trepó al viaje Beatle, pero nosotros no lo fomentamos y como en la película Alguien voló sobre el nido del cucú, si andas entre tanto loco resulta que tú eres el único cuerdo en aquel manicomio.”

Totalmente Liverpool

El 9 de octubre del año 2000, cuando Lennon debía cumplir 40 años, la musicóloga catalana Verónica Surrá, comenzó en su Mac los 19 mil 944 caracteres introductorios al ensayo “The Beatles (una revolución social)”, para el Colegio Badalonés, así:.

“La grandeza de ese grupo está en su atemporalidad, ya que estamos delante de una de las pocas cosas que pueden atravesar tiempo, modas y generaciones: la música.”

Otras actividades anunciadas en Liverpool, además del paseo en autobús “Viaje mágico y misterioso” por sitios sagrados de la banda, contemplan la “Fiesta de la Semana Internacional por los 50 Años de Los Beatles”, el miércoles 22 al martes 28 de agosto, en el salón Philharmonic Hall.

“Convención Anual sobre Los Beatles” en el Hotel Brittania Adelphi, sólo para fans de corazón, con muestra de memorabila Fab 4, venta de discos, libros, pegotes, mercancía y música Beatle mundial gratis, domingo 26.

“50 años de la filmación de Los Beatles en el The Cavern, en la calle Mathew Street, para Granada TV”, recreación de dicho evento allí mismo el miércoles 22, entrada libre. “Sábado con Los Beatles”, todas las noches sabatinas y “Primera noche” con The Cavern Club Beatles, recordando el debut de Los Fab 4 en su guarida original, donde conocieron a Mal Evans, su road manager.

“Festival de verano en Port Sunlight”, en la península Wirral, organizado con la Semana Internacional Beatle para bandas musicales Fab 4 de todo el mundo, y “Paz en vivo en Liverpool”, música de John Lennon y la participación de solistas rindiendo uno de los mejores tributos al jefe fundador de Los Beatles en el Phillarmonic Hall, sábado 25 de agosto, al mediodía.

También “Dicen que es tu cumpleaños”, música de Paul y bandas musicales, viernes 24, y “Aniversario 50 años” el  lunes 27 en aquel salón.

2 comments:

  1. Cuando se desclasificaron los archivos de la CIA de aquella época, se confirmaron los rumores de que Elvis era un agente encubierto de la CIA (soplón) y que cuando invitó a los Beatles a su finca, fue principalmente para sacarles información porque los consideraban (sobretodo a John Lennon) como peligrosa influencia "comunistoide" y desestabilizadora para la juventud...

    Lennon lo sospechó antes de morir, pero los otros 3 lo supieron y se decepcionaron de su más grande ídolo musical (junto con Chuck Berry).

    Elvis nunca superó la desbarrancada en popularidad mundial que (sin proponérselo) le propinaro los Beatles a partir de 1963-64.

    Por cierto, en el 2000 John Lennon cumpliría 60 años, no 40 como menciona el artículo.

    ReplyDelete