2012/08/19

Querétaro: Al menos 35 puntos ilegales de venta de gasolina robada operan tranquilamente enfrente de la PGR

Los clientes de estos establecimientos, según testitmonios, son principalmente operadores del autotransporte de carga.
Saturan 'guachicoleros' vía en Querétaro 

Los expendios ilegales podrían formar parte de una red de robo de combustible.

Fernando Paniagua / Corresponsal Reforma

Querétaro (19 agosto 2012).- Sobre la autopista libre que conecta a la ciudad de Querétaro con Celaya hay al menos 35 puntos ilegales de venta de combustible que operan a plena luz del día. En un recorrido realizado por REFORMA por los 47 kilómetros que separan a Querétaro de Celaya, fue posible observar que las cabañitas de madera con techo de lámina de cartón, donde se vende el hidrocarburo, se ubican prácticamente cada cinco kilómetros; incluso, algunas de ellas están ubicadas a menos de 500 metros de estaciones de gasolina de Pemex.

Es fácil identificar a estos expendios irregulares de combustible: un bidón o garrafa colocada sobre llantas, o un tambo a la orilla de la carretera, con un número anotado en el frente, que generalmente indica el precio al que se vende la garrafa de 20 litros.

Pero no sólo eso, los 'guachicoleros', como se denomina a quienes se dedican a la venta ilegal de combustible, jóvenes de entre 17 y 25 años, se ubican metros antes de los "anuncios" de las improvisadas gasolineras y, franela roja en mano, se dedican a hacer señas a los vehículos que pasan por la vía.

Los clientes de estos establecimientos, de acuerdo con testimonios de usuarios de la carretera y despachadores de gasolina, son principalmente operadores del autotransporte de carga.

Con precios que van de los 180 a los 220 pesos por 20 litros de combustible, la cubeta, bidón o garrafa es vaciada a los tanques de los vehículos en el mismo sitio, aunque algunos optan por llevárselos.

De acuerdo con fuentes de la Procuraduría de Justicia de Querétaro, estos negocios forman parte de una red de robo a vehículos que transportan combustible por las carreteras de Querétaro y Guanajuato.

"Es una red muy grande, muy poderosa, tienen contactos, deben tenerlos, pues saben cuándo y dónde pasan los camiones cisterna para el robo; los interceptan, los vacían y abandonan los vehículos en otra parte.

"El producto de estos robos es lo que ves que se ofrece en la carretera libre a Celaya", reveló una fuente de la Policía Federal.

En los estados de Querétaro y Guanajuato hay investigaciones iniciadas, pero tienen que ver más con el robo que con la venta ilegal del producto.

Incluso, de acuerdo con el Secretario de Seguridad Pública del municipio de San Juan del Río, Ernesto Perrusquía Pérez, en lo que va de la presente administración esa dependencia ha logrado la detención de 10 personas acusadas del delito de robo de combustóleos mediante tomas clandestinas.

Perrusquía Pérez apuntó que en estas detenciones se ha llevado a cabo el aseguramiento de vehículos y armas de fuego, objetos que fueron puestos a disposición de la Procuraduría General de la República (PGR), y ellos, en su carácter de autoridad federal, son quienes prosiguen con las investigaciones.

De hecho, sobre la carretera es común observar patrullas de la Policía Federal y de las Policías Municipales de Celaya, Apaseo el Alto, así como del estado de Guanajuato y de Corregidora, del estado de Querétaro, sin embargo, los 'guachicoleros' no son molestados. La última detención fue hace más de un año.

El 10 de agosto del 2011, al menos 13 vendedores ilegales de combustible fueron detenidos por elementos de la Policía Federal y se logró el aseguramiento de casi 20 mil litros de combustible, principalmente diesel, en el municipio de Apaseo el Alto.

Desde esa fecha, al día de hoy, no ha habido ni operativos, ni detenciones, y mucho menos clausura de estas negociaciones.


Esta nota fue originalmente publicada en Reforma: http://www.reforma.com/estados/articulo/669/1336571/

No comments:

Post a Comment