2012/08/21

Reflexión sobre la democracia y nuestro deber ciudadano

Pareciera que la palabra ya se halla muy desgastada. Por muchos años hemos crecido con la idea de que la democracia se limita a votar, a levantarse del sillón una vez cada 6 años para elegir a un presidente y, tal vez, nos acordemos que cada 3 años se eligen diputados. Pero se nos olvida que la democracia va mucho más allá de ese rol tan simple. 
 
La democracia implica la participación de todos, no sólo mediante papeletas tachadas y que se depositan en las urnas, sino que demanda que se ejerza en su verdadero significado: "Gobierno del Pueblo". Solemos creer que el gobierno se encarga de todo, que fuera omnipotente y omnipresente, casi elevándolo al carácter de un dios. Pero somos ciudadanos, y como tales, tenemos el derecho y el deber de exigir cuentas al gobierno. No debemos olvidar que, finalmente, quienes les hemos otorgado ese poder somos nosotros. Y así como les dimos la facultad para tomar decisiones en representación de la nación, tenemos la capacidad de quitarlos si no cumplen con lo establecido o si amenazan con dañar la integridad del país.
 
No podemos esperar a que el gobierno haga todo, desde cosas simples en el día a día hasta cosas de máxima trascendencia como lo es este proceso post-electoral que ha dado tanto de que hablar. Tenemos que desempolvar todos esos libritos sobre civismo, ética, sociedad y ciudadanía, y ponernos a llevarlos a la práctica. Como nos diría un profesor de ética en la escuela, no siempre hacer lo correcto deja los mejores resultados, a veces actuar así tiene su precio, pero el hecho de actuar con ética siempre lleva a la felicidad. Puede que sea un poco aterrador enfrentarse al monstruo que representa toda la estructura del PRI, de Televisa y de las grandes trasnacionales que viven a costa de nuestros impuestos, pero me parece que es injusto que por ese miedo nos obliguemos a vivir en la miseria, y no refiriéndome necesariamente a la crisis económica que potencialmente puede desatarse, sino a la miseria moral. No concebiría a mi país forzándose a vivir bajo el yugo dominador de unos pocos. 
 
No podría llevar en mi cabeza una nación que debe soportar tratos indignos y que ha de callar su dolor y sufrimiento con tal de conservar su vida y las migajas de dignidad restante. Jamás me podría perdonar que permitiésemos que el PRI de siempre regrese al poder, o más bien, que vuelva a hacerlo notar en todo su esplendor, ya que en realidad nunca se fue, siempre estuvo ahí. Somos la generación llamada a vencer al corporativismo y a la oligarquía. Hay quienes dicen que es muy idealista, que no podemos ponernos al nivel de otra revolución, pero si en aquellos años toda esa gente no se hubiera convencido de que era hora de luchar, no seríamos quienes somos ahora. Probablemente muchos alguna vez soñamos de pequeños en convertirnos en superhéroes, en pasar a la historia como los salvadores del pueblo. 
 
Pues bueno, si esa fantasía sigue viva, esta es la mejor oportunidad de hacerla realidad. Y, por qué no imaginarnos en las páginas de los libros, retratados como los héroes, como los valientes que decidieron sobreponerse a un miedo que amarró al país por 82 años y que no les importó que los vieran feo, que los tacharan de locos, de radicales, sólo por el hecho de pensar diferente. Por qué no asumir esa responsabilidad y, a la vez, ese honor de escribir el inicio de una nueva historia para México.
 
Ninguna empresa inicia fácilmente, y como tal, a la democracia también le ha costado enorme trabajo establecerse y desligarse del imperialismo y las monarquías. Para que una empresa funcione, es necesario tener visión, tener ganas de cambiar y saber cuándo no estar conforme. Hoy nos estamos convirtiendo en esa posibilidad, porque en nosotros ha despertado la iniciativa por transformar al país de fondo. Hoy parece que la semilla de la democracia, que se ha intentado sembrar por muchos años, por fin empieza a germinar. Hoy se ve un México diferente, un México que tiene deseos de informarse, un México que se muere de ganas por luchar por un sistema más justo y que realmente está envolviéndose en la participación ciudadana. Parece que los mexicanos nos empezamos a acordar que la democracia significa el gobierno del pueblo, porque ahora sí se ve a una nación que exige resultados a sus representantes, y que ha sabido aprender a no conformarse con migajas.
 
Así como lo vemos, sigamos adelante. Estamos haciendo un buen trabajo. Tantas declaraciones contradictorias, tantos esfuerzos por echarse la bolita unos a otros, tantos intentos de desprestigio, tantas amenazas significan que realmente les estamos pegando en la moral. Saben que no les queda mucho tiempo, y tratarán a toda cosa de postergar lo inevitable, esperando, tal vez, que nos cansemos de pelear. La luz está cerca, no desperdiciemos el esfuerzo que nos ha tomado construirnos como movimientos en lucha por la dignidad democrática. Si de verdad lo creemos, podemos lograrlo. Es sólo cosa de confiar en nosotros mismos y no desistir. Como dice el dicho, "no hay mal que dure 100 años", y ya llevamos 82. ¿Qué tenemos que perder?
 
 
Juan Carlos Fernández Caballero

4 comments:

  1. es simple matando al perro se acaba la rabia, pero digame que mexicano esta listo para empuñar las armas a morir por un ideal ninguno porque todos tienen miedo a entregar algo por algo ya lo vimos con los zapatistas, el marcos se vendio como una puta barata y que paso nada los chiapanecos siguen igual de jodidos como todo el pais mientras marcos viaja a europa como un rico y con casa comiendo de lo mejor. tiene que haber objetivo real se necesitan lideres como pancho villa, el che guevara, ghandi dispuestos a dar su vida por un ideal, estos chamacos pendejos del 132 son niños de papi se comportan como estupidos pidiendo que saltes grites y patalees para que te hagan caso no señores se necesita una madurez total, dispuestos a enfrentar a este grupo de delicuentes, se necesitan hombres de armas, hombres sin miedo a la muerte, hombres con huevos y no niñatos estupidos comportandose como idiotas creyendo que estos delicuentes les obedeceran ya lo dijo salinas de gortari ni los veo ni los oigo.....

    ReplyDelete
  2. Bien dicho Juan Carlos, aunque no me queda muy clara tu propuesta sobre el hacer, sí, sobre que debemos hacer los ciudadanos para evitar hecharnos al lomo otra serpiente llamada pri con la representacion del "bambino". El amigo angel_inmortal nos insta (parece) a realizar un movimiento armado, con el cual, francamente estoy en desacuerdo. Tal vez antes hubo una Independencia y una Revolucion armada en nuestro País (y recientemente en otros paises) porque no vieron que hay mas alternativas a una lucha armada. ¿Que? ¿enfrentarnos a los lobos del gobierno con palos y piedras? Solo huiriamos como perros con la cola entre las patas, quedando muchos de nosotros en el camino en esa huida. ¿Que las palabras y las manifestaciones no le estan haciendo efecto al gobierno en turno y al corrupto que le sigue?? Si asi fuera, no estarian ya desapareciendo, encarcelando y matando a personas que forman parte de esta resistencia, no estarian matando y haciendo exiliarse a periodistas. Las palabras son la gota que cae sobre la dura piedra, a la cual atravez del tiempo se le hace mella y hasta se la parte en dos. Si ya van mas de 150mil muertos, ¿para que queremos que la lista aumente porque pensamos que un levantamiento armado es la solucion? Sí, seria algo muy efectivo solo siempre y cuando, el ejercito y la policia estuvieran de parte del pueblo, que tan solo se tuviera que sacrificar a quienes estan en la elite gobernante, esa muertes bien que valdrian la pena, pero no las de un pueblo oprimido, que con el uso de sus palabras podra liberarse un dia (tal vez muy proximo) del opresor, ¡Aguanta Mexico!

    ReplyDelete
  3. No es en sí alguna propuesta en específico, sino un llamado a no rendirse, a no conformarse, a exigir nuestros derechos y echarle ganas. Hay que poner a trabajar la imaginación y protestar de muchas formas, siempre por la vía legal y pacífica, pero el chiste es no rendirnos.

    ReplyDelete
  4. Me queda claro entonces tu articulo. Creo que yo tambien deberia escribir mi propuesta (se valen todas las ideas ¿no?). En estos dias he estado escribiendo un poco aqui y alla, sobre lo valiosisimo que sería pegarle a la mal llamada economia que rige nuestra nacion, no solamente no comprando en ciertas tiendas o no ver la TV (cosas que DEBEMOS seguir llevando a cabo), pero debemos ir mas allá. Si nuestra nacion adolesce de miseria y falta de empleo, si vemos la otra cara de la moneda, significa que hay una cantidad enorme de "manos" para el trabajo, millones que literalmente pueden hacer el cambio, presisamente trabajando. El "pretexto" (si, asi entrecomillado porque no es valido) es que no hay dinero con que pagar (ironia, por eso son, o somos pobres) a tal mano de obra, como si los pesos mexicanos (esa ridicula moneda con la que el gobierno nos maneja) fueran la unica opcion para pagar. Mi propuesta (mas o menos, tendria que desglosarla para que se me entienda mejor) es pagar a tales gentes, no con dinero del gobierno si no lo hay, sino con sistemas mas modernos de pago, como pago electronico, algo asi como un sistema de puntos, que bien pueden tener el mismo valor (o mas) que el que tiene actualmente el peso mexicano. Puede ser algo asi como paypal, no la impresion de papel moneda para que no nos culpen de falsificadores. Seria un sistema creado y vigilado por toda la poblacion ( o al menos por todos lo miles o millones que suscribieran el proyecto). Con este sistema no habria en absoluto falta de dinero, es mas, sobraria. El dinero NO seria lo mas importante en este caso, sino el valor humano, lo mismo que el cuidado del planeta. Se podria producir en exceso cosas como alimento, consgruccion, transporte, tecnologia, ropa, etc. para que no hubiera escases, le he dado vueltas y vueltas y creo que es bien facil poderlo implementar, tan solo, insisto, habria que suscribir el acuerdo de todos lo que no estamos conformes con como se estan haciendo las cosas en este Pais. Probablemente no se me entienda lo suficiente ya que requiero, como dije antes de explayarme, de desmenuzar detalles, pero la idea ahi está. Por favor, leelo y dime si voy bien, o mejor me regreso :-)

    ReplyDelete