2012/08/30

SRE investiga caso de filtración de informes/ Pacto gobierno y cárteles.


Por: El Universal|NorteDigital

El diplomático Fernando de la Mora Salcedo, cónsul de Asuntos Legales y Políticos de México en Phoenix, Arizona, compartió con la firma estadounidense Stratfor información sensible sobre la lucha del gobierno federal contra el crimen organizado, según revelan correos electrónicos filtrados por la organización WikiLeaks.

Las conversaciones entre el diplomático, a quien identifican con el nombre clave MX1, y los consultores de Strategic Forecasting Inc. se encuentran en un paquete de documentos más amplio denominado The Global Intelligence Files (Los archivos globales de inteligencia) revelados por WikiLeaks en febrero de 2012.


En ellos, De la Mora Salcedo comparte datos sobre la operación de soldados estadounidenses en México, la estrategia que siguen las fuerzas federales contra los grupos delictivos y presuntos mensajes tácitos que la DEA envía a los cárteles de la droga. Según se devela en los documentos, Stratfor ve al diplomático mexicano como la persona a quien el gobierno de México prepara para ser el hombre clave en las negociaciones con EU.

La Secretaría de Relaciones Exteriores dio a conocer ayer que tiene una investigación en curso sobre las comunicaciones de empleados de Stratfor, en las que se involucra a un funcionario del consulado de México en Phoenix, Arizona.

El Universal solicitó la postura de la cancillería con respecto a las revelaciones que identifican a De la Mora Salcedo como informante de la empresa, a lo cual respondió que: "el Gobierno de México ha expresado, en casos anteriores, que reprueba la revelación ilegal de documentos. Se ha subrayado que la información que éstos contienen puede ser parcial e inexacta. Su publicación refleja una selección y una visión cuyos criterios se desconocen".

Añade que conoce la publicación en internet de los documentos atribuidos a empleados de la empresa Stratfor y "hay una investigación en curso", aunque se debe "subrayar que el funcionario referido, en algunos de esos documentos, nunca ha tenido entre sus responsabilidades tareas vinculadas a la cooperación bilateral en materia de seguridad. Adicionalmente, nunca ha estado facultado para pronunciarse a nombre del Gobierno de México en temas de esa naturaleza", indica.

En el e-mail con la referencia 1722109, del 16 de diciembre de 2010, la consultora describe al diplomático como un personaje al que el gobierno mexicano ha "brindado toda la libertad para hablar con funcionarios de seguridad estadounidenses y creo que también trabaja para el CISEN" y que "está siendo moldeado para ser ‘la punta de lanza' de México en Estados Unidos". Enseguida afirma que el gobierno de México le pagó estudios en la Universidad de Nuevo México, para tener mayor interacción con autoridades de EU.

Un artículo de 2010 en el sitio web de la Facultad de Derecho de la Universidad de Nuevo México también indica que Fernando de la Mora, "un funcionario del Servicio Exterior Mexicano, recibió un certificado por completar un programa de un año de duración sobre estudios legales en EU como estudiante visitante en la Facultad de Derecho de la Universidad de Nuevo México".

En una conversación incluida en el e-mail 1799622 el diplomático informa sobre la presencia de militares de EU en suelo mexicano: "...Puedo confirmar que hay presencia de Marinos, pero no sé si se trata de Fuerzas de Reconocimiento en Tierra. Tenemos presencia de militares de EU en México como parte de la oficina de coordinación de la Iniciativa Mérida -aunque a veces están encubiertos con otros puestos oficiales del Departamento de Estado-. Hay asesores y operadores de inteligencia que trabajan a nivel táctico con sus contrapartes mexicanas".

En el correo electrónico con el ID 1747720 del 19 de abril de 2010, el cónsul explica a Stratfor la estrategia para combatir al crimen organizado y afirma que el gobierno no negocia directamente con los cárteles, pero que, cuando una plaza ya pertenece a un grupo, estas llamadas "negociaciones" ocurren del modo siguiente:

"Ellos (los narcotraficantes) traen drogas, las transportan, son discretos, no molestan a nadie, nadie resulta herido, (entonces) el gobierno voltea hacia otro lado. Si ellos (el cártel) matan o generan violencia, el gobierno responde desmantelando la red de tráfico y haciendo arrestos".

Señales

El diplomático es directo en sus intercambios de información con los analistas de Stratfor. En el e-mail 1747720 detalla con claridad que los señalamientos de EU en el sentido de que Joaquín El Chapo Guzmán es quien controla la plaza de Ciudad Juárez son señales que van dirigidas a los cárteles.

"Creo que los Estados Unidos enviaron una señal que podría ser interpretada de la siguiente manera: ‘A los cárteles VCF (Vicente Carrillo Fuentes) y de Sinaloa: Gracias por suplir con drogas a nuestro mercado durante estos años. Ahora estamos preocupados por la escalada de violencia, y nos gustaría que eso parara. En este sentido, dense cuenta que (el cártel de) Sinaloa es más grande y mejor que VCF. Ciudad Juárez es muy importante para nosotros, al igual que el resto de la frontera. Por favor, hablen entre ustedes y volvamos a los negocios'", dice.

En el 1747409 fechado el 3 de junio de 2010, De la Mora, o MX1, revela un pacto alcanzado en Tijuana: "Supe que hay un grupo de oficiales de seguridad de México y EU que discretamente intentaron, y tuvieron éxito, en alcanzar un acuerdo (con los cárteles) en Tijuana. Si han notado, la violencia en Tijuana casi ha cesado. Sólo hay pequeños enfrentamientos que no parecen estar relacionados con ninguno de los grandes cárteles. Este mismo grupo de personas fue el que presentó su ‘estrategia de señales' y buscó emplearla en Ciudad Juárez".

No comments:

Post a Comment