2012/09/07

Admite Patrulla Fronteriza que disparó hacia México en respuesta a pedradas.


En esta ocasión los norteamericanos no pudieron evitar tener que decir la verdad y Autoridades mexicanas afirman que a causa de los tiros murió Guillermo Arévalo Pedraza, originario de Doctor Arroyo, Nuevo León.


Notimex 
Publicado: 06/09/2012 12:40

Dallas. La Patrulla Fronteriza admitió este jueves que sus agentes dispararon el pasado lunes en Laredo, Texas, tras ser atacados a pedradas desde el lado mexicano, lo que según las autoridades mexicanas provocó la muerte de uno de sus ciudadanos.

En un breve comunicado, la Patrulla Fronteriza admitió que agentes suyos asignados a la Unidad de Marina, “descargaron un arma” al ser “sometidos a rocas lanzadas contra ellos desde el lado mexicano”.

En el texto de un solo párrafo, la corporación no hace ninguna mención a que los disparos hubieran podido alcanzar a una persona y darle muerte del lado mexicano.

Sin embargo, señaló que el incidente está siendo investigado por la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) de Estados Unidos.

El cónsul de México en Laredo, Texas, Miguel Angel Isidro Rodríguez, dijo que la persona que perdió la vida fue identificada como Guillermo Arévalo Pedraza, de 36 años, originario de Doctor Arroyo, Nuevo León, pero residente de Nuevo Laredo, Tamaulipas.

El diplomático informó que el consulado está trabajando de cerca con las autoridades de los dos países para contribuir con las investigaciones del incidente que se realizan en ambos lados de la frontera.

Indicó que funcionarios de la Procuraduría del Estado de Tamaulipas entrevistaron ya a cinco testigos de los hechos, para aportar sus testimonios a los investigadores estadunidenses.

El consulado de México en Laredo destacó que está en disposición de brindar a la familia de la víctima toda la asistencia consular y asesoría jurídica necesaria.

La Secretaria de Relaciones Exteriores de México (SER) expresó este miércoles en un comunicado oficial el “enérgico rechazo” del gobierno mexicano al incidente.

La cancillería apuntó que se ha solicitado a las autoridades estadunidenses “una investigación exhaustiva que derive, de ser el caso, en las sanciones que correspondan”.

Añadió que “el Gobierno de México permanecerá atento a la información y conclusiones que presenten las autoridades estadounidenses”.

El incidente del lunes anterior, es muy similar a otro registrado el pasado 7 de julio en la frontera de Brownsville, Texas.

En esa ocasión, dos agentes fronterizos dispararon en la margen norte del Río Bravo, luego de que presuntamente uno de ellos fuera atacado a pedradas y otro amenazado por un hombre que le apuntó con un arma desde el lado mexicano de la frontera.

Poco después, las autoridades mexicanas localizaron el cuerpo de Juan Pablo Pérez Santillán, en la misma área pero sobre la margen sur del Río Bravo.

Las autoridades mexicanas no tienen duda de que las balas disparadas por los agentes fronterizos provocaron la muerte de Pérez Santillán, de 29 años de edad, residente de Matamoros, Tamaulipas.

Sin embargo, el gobierno estadunidense aún no ha llegado a esa conclusión y continúan las investigaciones.

En estos y otros casos, la cancillería recordó que “México ha expresado de manera reiterada que el uso desproporcionado de la fuerza letal en el ejercicio de funciones de control migratorio es inaceptable, por lo que es fundamental tener plena claridad sobre los hechos ocurridos”.

http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2012/09/06/124019595-admite-patrulla-fronteriza-que-sus-agentes-dispararon-hacia-mexico

2 comments:

  1. es que tambien son mamadas, si sabemos que andan armados, y que en otras ocaciones nos han demostrado que no se detienen en detonar sus juguetes, pa que chingados...les avientan pedradas, yo no me atreveria ni mirarlos feo al saber que estan armados, mucho menos tirarles pedradas.

    ReplyDelete
  2. no pongan a esa gente como victima, si sabes que estan armados, que tiene autoridad para disparar y que sobre todo, son de otro pais, para que chingados le mueven, ambas partes tiene la culpa

    ReplyDelete