2012/09/02

DISCURSO DE MARCELA LOMBARDO OTERO EN TOMA DE POSESION DE CARLOS SALINAS DE GORTARI



Ciudadana presidenta del Congreso de la Unión; ciudadanos diputados y senadores; compatriotas: Hoy es un día aciago para la República en que se consuma una grave afrenta contra el derecho soberano del pueblo a elegir a sus gobernantes.

Los grupos parlamentarios de los partidos Auténtico de la Revolución Mexicana, Popular Socialista, del Frente Cardenista de Reconstrucción Nacional, Mexicano Socialista y la Corriente Democrática, definimos nuestra posición respecto al significado de la protesta que rendirá hoy quien asume la titularidad del Poder Ejecutivo en contra de la voluntad popular

Carlos Salinas de Gortari no llega a esta posición como resultado de la decisión mayoritaria que se expresó en favor de otro candidato, Cuauhtémoc Cárdenas y por otro programa radicalmente distinto al que ha sido aplicado durante el sexenio que termina. (Aplausos.)

Los mexicanos rechazaron el continuismo de un gobierno que ha llevado al país hacia el deterioro en todos los órdenes, como resultado de los compromisos contraídos con grupos especuladores, financieros y oligárquicos en evidente alianza con fuerzas extranjeras. El pueblo votó en favor de que se recupere el camino de la dignidad, el progreso y la independencia nacionales abierto por la Revolución Mexicana, y se avance hacia la instauración de un nuevo régimen democrático.


No obstante el fraude electoral, el esfuerzo ciudadano no ha sido inútil; por primera vez en la historia reciente, se escucha en este acto la voz de representantes genuinos del pueblo y comienza a reflejarse la nueva correlación de las fuerzas políticas que eliminará la tradicional sumisión del Congreso e iniciará la cancelación del presidencialismo absolutista.

La situación de México es verdaderamente crítica, el conflicto político ha alcanzado un nivel que no conocimos durante los últimos decenios; mientras la economía sigue deteriorándose, la mayoría

trabajadora sufre una agresión contra su nivel de vida y se agudiza la supeditación del país al extranjero.

Este panorama reclama una salida nacional, popular y democrática, se requieren ahora mismo profundas transformaciones, para lo cual los partidos y organizaciones integrantes del Frente Democrático Nacional aportamos nuestro concurso decidido con la mayor responsabilidad ante el pueblo de México.

Nuestro compromiso es mantener la lucha para que se abra efectivamente la posibilidad de sustituir a los gobernantes por la vía democrática; el respecto al voto es esencial para una convivencia civilizada.

Todo poder público que no emane del pueblo es ilegítimo, ofende la moral cívica y lesiona severamente al país; por ello, la reforma más importante que México requiere, es de carácter político, un régimen de sufragio efectivo con nuevas leyes electorales, con igualdad entre los partidos, con un verdadero padrón electoral y autoridades imparciales, no hay democracia con partido oficial y con sindicatos verticales que nieguen a sus miembros la libertad de afiliación política; no hay democracia con monopolio de los medios masivos de información, con prensa subordinada y con el empleo ilegal de los recursos públicos en beneficio del partido del gobierno; no hay democracia sin autonomía municipal, federalismo efectivo, auténtica separación de poderes, control y vigilancia sobre los actos del Ejecutivo y sin la restitución de la capacidad legislativa del Congreso de la Unión. (Aplausos.)

La nueva democracia tendrá que abolir los privilegios políticos y económicos del oficialismo, desterrar la corrupción pública y privada, abrir las puertas para que el pueblo asuma plenamente los derechos que le corresponden en la conducción del Estado y otorgar las más amplias libertades a los mexicanos.

Los habitantes del Distrito Federal no pueden seguir viviendo en un estado de excepción, reclaman ciudadanía plena y la capacidad por tanto de elegir a sus gobernantes y a sus representantes locales, para lo cual es indispensable establecer el estado de Anáhuac. (Aplausos.)

La gestión pública no debe seguir orientada a concentrar el ingreso y la propiedad en quienes se han beneficiado con la especulación financiera y monetaria protegida y alternada por el poder; no se puede seguir profundizando la desigualdad social a costa de la mayoría empobrecida por los efectos de la crisis y la política económica gubernamental; se requiere una reforma fiscal profunda, que propicie un reparto justo y equitativo de la riqueza nacional, recuperar el crecimiento económico a partir del fortalecimiento del mercado interno, lo que exige la elevación de la capacidad de compra de los trabajadores de la ciudad y el campo y la modernización, expansión e integración de la planta productiva de acuerdo al interés nacional.
Para llevar a cabo estas acciones, se requiere suspender el pago de la deuda externa en sus términos actuales, ya que ahora no existen otros recursos de los que el país pueda disponer para estimular su crecimiento económico y elevar el bienestar de su población; no se puede seguir dependiendo del financiamiento externo sino a costa de perpetuar el estancamiento y aun propiciar el retroceso; todo nuevo préstamo debe estar plenamente justificado, debe considerar las fuentes, tiempos y procedimientos de pago y contar con la aprobación del Congreso y el aval del pueblo.

Es necesario detener el proceso de privatización de las empresas del Estado, emprender su democratización mediante la participación de los trabajadores en la gestión de las mismas y reforzar el dominio de la nación sobre sus recursos estratégicos y actividades prioritarias, retomando el camino patriótico y revolucionario que asegure el desarrollo de nuestras fuerzas productivas con independencia del exterior.

La extracción de petróleo crudo debe limitarse a la necesaria, para satisfacer las demandas internas; la exportación de crudo, sostén del pago de la deuda externa, debe reducirse de modo gradual y sustantivo para garantizar el futuro energético del país.

México no puede seguir aumentando su dependencia alimentaria, el campo demanda atención del Estado para elevar la producción, la productividad y a la vez asegurar el abasto de productos rurales ampliando la superficie con riego, con mayores volúmenes de crédito, asistencia técnica, mejor organización de los productos e integración de la economía del campo.

El combate a la contaminación deben realizarlo el pueblo organizado y las autoridades; debe detenerse el deterioro de nuestros bosques, suelos, aguas y el aire que respiramos.

La demanda ciudadana de mayor seguridad es generalizada, es preciso atenderla con medidas efectivas y con auténtica reforma judicial y de los cuerpos policiacos.

México es crucial en el porvenir de América Latina, su papel en la integración de nuestra zona geográfica y cultural puede ser cada vez mayor en la medida en que se desarrollen la democracia y la independencia nacional. La unidad de nuestros pueblos es una necesidad impostergable; es indispensable que México resuma su responsabilidad para propiciar la paz en Centroamérica, restablezca su solidaridad y apoyo hacia la causa de Nicaragua y de Cuba, y defienda como suyo el derecho de todos los pueblos a su autodeterminación y haga aportaciones efectivas a la paz, el desarme y la justicia internacional. (Aplausos.)

Ciudadanos legisladores; estamos padeciendo el estrechamiento de los espacios democráticos con la modificación abusiva de las leyes, la multiplicación de prácticas electorales viciadas, y la institucionalización del fraude como política de Estado. (Aplausos.)

El desprecio al voto y la violación del procedimiento legal que producen la ilegitimidad de las autoridades, fueron norma tanto en las pasadas elecciones federales como en los procesos locales de Veracruz, Tabasco, Nuevo León, Colima, Chiapas, Tlaxcala y Campeche.

Por medio de la interpretación amañada de la ley, se impiden las candidaturas de los partidos del Frente Democrático Nacional, se registraron o no a candidatos, según desee el gobierno, se ha llegado al extremo de atribuir las candidaturas a partidos distintos de los que las postulan; en muchas ocasiones, incluso por medio de la fuerza, se impide la presencia de nuestros representantes en las casillas.

El gobierno se pone al margen de la legalidad, impide que los ciudadanos recuperemos nuestros derechos conculcados, y cancela las vías legales de defensa de la voluntad popular, pretende encajonarnos entre la aceptación pasiva de la imposición y el enfrentamiento con violencia.

Las fuerzas que integramos el Frente Democrático Nacional rechazamos ambas salidas, no habremos de claudicar frente a la amenaza y el atropello, ni caeremos en la provocación; no hemos convocado al pueblo de México a la violencia, ni habremos de hacerlo; queremos que avance la conquista de la democracia mediante la organización popular, la movilización social y la lucha política.

Según las cifras oficiales constituimos la segunda fuerza electoral del país, tenemos la convicción de ser la primera y el pueblo lo sabe. (Aplausos.)

En todo caso, nadie puede gobernar de espaldas al pueblo...

La C. Presidenta: - Un momento, ciudadana diputada, esta presidencia ruega atención y respeto a la oradora.

La C. diputada Marcela Lombardo Otero de Gutiérrez: - En todo caso, nadie puede gobernar de espaldas al pueblo ni en contra de las fuerzas políticas que encarnan y representan su voluntad mayoritaria.

Reiteradamente se ha afirmado que nos negamos al diálogo y a la concertación. En realidad, el gobierno y su partido los han hecho hasta ahora imposibles, hemos estado y seguiremos estando dispuestos a la discusión, al debate de las ideas y al examen serio de los problemas nacionales y de sus soluciones.

La C. Presidenta: - Un momento, ciudadana diputada, ruego a nuestros distinguidos invitados, básicamente a quienes están ocupando las filas posteriores de este salón de sesiones, guarden orden y silencio para escuchar con atención a la oradora.

(Desorden.)

Ruego a los invitados que ocupan las filas de la parte posterior de este salón, tomen sus lugares a la brevedad posible, para poder continuar con orden el desarrollo de esta sesión.

Pido a la Oficialía Mayor tenga a bien auxiliar a esta presidencia, determinando medidas que nos permitan ordenar el desarrollo de la sesión. (Aplausos.)

La C. diputada Marcela Lombardo Otero de Gutiérrez: - Hemos estado y seguiremos estando dispuestos a la discusión, al debate de las ideas y al examen serio de los problemas nacionales y de sus soluciones; no cejaremos sin embargo, en nuestra exigencia trascendental del respeto a la legalidad constitucional como elemento esencial de toda relación política.

Las fuerzas del Frente Democrático Nacional seguiremos luchando por el poder hasta alcanzarlo en beneficio del pueblo; esto es legítimo y natural en toda democracia. Los millones de mexicanos que se han incorporado a la lucha política con el Frente Democrático Nacional y al lado de Cuauhtémoc Cárdenas, constituyen la mayoría de la sociedad mexicana que ha tomado la determinación de edificar una patria justa, libre y democrática. Con esta convicción y con el apoyo ascendente del pueblo, tenemos la certeza de que con la victoria lograremos reconstruir y transformar al país.

Ciudadanos legisladores, la firmeza de nuestros principios nos ha valido la confianza de los mexicanos; nunca lo defraudaremos. En señal de protesta, nos retiraremos en su momento de este recinto para avalar con nuestra presencia la afrenta, para no avalar con nuestra presencia la afrenta que hoy se consuma. ¡Viva la libertad!, ¡viva la Independencia!, ¡viva México! (Aplausos.)

3 comments:

  1. Hasta ahora, en México no hay cambio que dejen de implicar guerra civil, miles de víctimas dando la vida y sus manos para luchar abiertamente y en la clandestinidad. El cinísmo de la delincuencia organizada asociada con los policastros del PRI y PAN, recibiendo apoyos de empresas evasoras de sus obligaciones fiscales de judíos, españoles, argentinos, colombianos, etc. y desde luego de narcotraficantes, que aterrorizan a los legisladores al grito de "plata o plomo" cobardemente se entregan y nos llevan de corbata.... pobre México...

    ReplyDelete
  2. Esto es la historia. Que no se vuelva a repetir en México, porque si se repite estamos condenados a la mediocridad, a ser mexicanos mediocres que aceptan que unos pocos sean los AMOS de México, cuando somos millones. Esto me recuerda la cacería de leones contra bufalos en Africa. A pesar de que los bufalos son más y más fuertes, los leones con su rugido logran espantar a la manada que sale despavorida y los leones terminan saliendose con la suya, cazando su presa. Tan fácil que hubiera sido para la manda, darse la vuelta y darle la embestida a esos pocos leones y acabar con ellos. Dejaremos de ser los asustadizos bufalos ?

    ReplyDelete
  3. Lo dudo Luismore, francamente lo dudo, porque a pesar de que no una si no varias veces nos hacen la misma, siguen con un miedo enorme y prefieren enterrar la cabeza en la arena.

    ReplyDelete