2012/09/09

El show de Javier Sicilia en Nueva York


Por Victor Hernández

Chick-Fil-A (pronunciado "chic filey", o sea filete de pollo) es el nombre de una cadena de restaurantes de comida rápida en Estados Unidos que se especializan en vender hamburguesas de pollo.

Hace un mes, Chick-Fil-A causó un fuerte escándalo cuando su dueño dijo abiertamente que se oponía al matrimonio gay, causando protestas de los Demócratas y manifestaciones a favor de los Republicanos. Vamos, es temporada electoral.

Uno de los que se manifestaron en contra cometió la idiotez de materse al Drive-Thru de un Chick-Fil-A en Tucson, Arizona, y decirle barbajanadas a la trabajadora de la ventanilla, quien ni la debía ni la temía, y probablemente sólo ganaba el salario mínimo. Supongo que el patán este pensó que esta trabajadora asalariada tenía derecho de picaporte con el dueño de toda la corporación para ir y pasarle su recado.

Encima de todo, el fulano grabó la estupidez que hizo. Aquí el video:


¿Tiene razón el quejoso en protestar contra el dueño de Chick-Fil-A? Sí. La homofobia no tiene cabida en una sociedad moderna. Pero la manera en la que protestó fue una pendejada. Descargó toda su ira en contra de una trabajadora que posiblemente gana mucho menos dinero que él y que nisiquiera se sabe si está a favor o en contra del matrimonio gay.

Todo este preámbulo viene al caso porque ayer a Javier Sicilia se le ocurrió la idiotez de ir a "protestar" contra HSBC abriendo una cuenta en una sucursal de Nueva York usando unos billetes manchados de rojo. "Ensangrentados", según esto.

Claro, llevó cámaras para que lo grabaran.

Wow. Qué valiente. Protestándole a una empleada bancaria de ventanilla que ni de chiste podría acercarse a los accionistas de HSBC para pasarles el recado.

La protesta, supongo, es porque HSBC recientemente fue acusado por el congreso de Estados Unidos de lavar dinero para el narco y para terroristas musulmanes.

Detalle: El banco Wachovia también fue acusado de lavar dinero para el narco. Y también hubo acusaciones contra Citigrup por lavado de dinero.

Si lo quería Sicilia era protestar contra el lavado de dinero del narco mexicano en el sistema bancario, mejor se hubiera quejado en México contra la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, que es la que se supone que tiene que prevenirlo.

Pero no; Sicilia fue a hacer un show a Nueva York para sacarse la foto y hacerle al héroe.

Ah, y al abrir una cuenta en HSBC, Sicilia le hizo generar ganancias al banco. Bravo campeón. Qué mejor manera de protestar contra HSBC que dándoles dinero.

En fin.

PD: Ya se lo que van a decir algunos. "Entonces las protestas contra Soriana tampoco tienen razón de ser porque afectan a los empleados." No. Las protestas en Soriana cumplen dos objetivos: 1. Informar a los que compran en la tienda sobre lo que se hizo con sus tarjetas. 2. En el caso de los carritos boicoteros, hacerle perder horas-hombre al corporativo al tener a los empleados reacomodando las cosas. A los empleados se les paga de todos modos, pero la tienda pierde mano de obra al ocuparla en algo que no estaba previsto.


http://www.blogdeizquierda.com/2012/09/el-show-de-javier-sicilia-en-nueva-york.html

6 comments:

  1. Estoy de acuerdo, desquitarse con una persona que trabaja por necesidad no es correcto lo correcto es informales. Te falto en el posdata 3. En las Sorianas se pidió que nunca agredieran a los empleados ni se les reclamara a ellos

    ReplyDelete
  2. Pero trabaja para la tienda, osea, es ligeramente responsable. Reclamarle a ellos tal vez no es la solución, pero tampoco trabajar para ellos...

    Un caso similar seria las "tienditas" de droga, los que trabajan son asalariados y son los que mueren. También los sicarios, etc, son la rama de ese árbol llamado Narcotrafico la raíz esta en el dinero y quienes lo mueven.

    ReplyDelete
  3. El problema reside en que a este pendejo le siguen dando cobertura. Es un pobre diablo mariquengue y llorón que busca justificar con su espectáculo lo que no pudo hacer cuando su hijo tuvo vida. Que se largue con sus sentimientos de culpabilidad a otro lado, a mí no me va a hacer cómplice de su mierdiza familiar, no señor. No estamos para marianadas de esa índole, sinceramente.

    ReplyDelete
  4. El problema reside en que a este pendejo le siguen dando cobertura. Es un pobre diablo mariquengue llorón que busca justificar con su espectáculo lo que no pudo cuando su hijo tuvo vida. Que se largue él y sus sentimientos de culpa a otro lado. No estamos para marianadas de esa índole, sinceramente.

    ReplyDelete
  5. Me cae de madre, que los mexicanos hasta para protestar somos chingones... excepto Sicilia, lastima porque admiro a este hombre, pero debería de estar aquí en méxico rajandose la madre con los demas...

    ReplyDelete