2012/09/09

Los pucheros de Calderón

Con el encuentro de esta semana entre Calderón Enrique Peña Nieto, entramos de lleno a la urgente salida del PAN de la Presidencia y la vuelta del PRI a la silla presidencial. Lo que era imposible, empieza a concretarse. El pesado pesimismo de algunos analistas, sólo es justificado por su partidismo, que se respeta. No llegó a la Presidencia el PRD ni el PAN, por la sencilla razón de que la gente no votó por ellos. 

Los sesudos historiadores y analistas que afirmaban que el PRI no volvería a Los Pinos, que  se decían duchos en la sicología política del mexicano, tienen que ver la realidad tal cual, no la que ellos quisieran que fuera. Tampoco le pueden imponer a la gente modelos políticos y económicos que están fuera de la percepción diaria de la gente. La gente vota como a ella le interesa.

Pues ahí tienen que Peña Nieto tuvo su primer encuentro con Calderón para el cambio de gobierno.

Calderón se veía derrotado, la cara de un gobierno de más de 90 mil muertos, estratega electoral de tercer lugar, compungido, acabado, perplejo de tener a un lado a aquel que lo derrotó en toda la línea, con una inflación desbocada en toda la vida diaria, y aferrado a defender la obsesión indefendible; su guerra.

Ahora va a estar en la calle, casi igual que todos los mexicanos que sentimos la inseguridad de su mal gobierno, para que vea lo que se siente ...A ver si desde acá sigue defendiendo con el mismo fervor "su" guerra inhumana. Por eso parece ser que se va del país. Volteaba a ver Peña Nieto casi a fuerzas.

No quería entregar el poder, pero ya no tiene el Ejército que lo defienda.

iTodos deseamos fervientemente la paz! Aunque Obama quiera más sangre mexicana.
Peña Nieto por su parte estaba serio, tranquilo, manejando su discurso suave, civilizado, con el derrotado. Poco le importaba el malestar que traslucía en el rostro Calderón. Al enemigo, puente de plata, posiblemente pensaba.

Fueron tantos y tan graves los errores de Calderón, que muchos de sus anteriores aduladores, Fox entre ellos, piden ya que lo investiguen a él y a García Luna por los miles de muertos en su sexenio.

El PRI por su parte, se prepara con seriedad republicana, muy institucionalmente, con un equipo de políticos excepcionales a volver a Los Pinos. Sin estridencias ni festejos que sólo molestarían a la población, el PRI, como debe de ser, se alista para recuperar el tiempo perdido con los presidentes panistas.

Esta semana la pasamos en el Distrito Federal y advertimos que la supuesta movilización de los seguidores de AMLO, sólo existe en las noticias y declaraciones del dirigente del PRD. No vimos ni una sola manifestación contra el resultado electoral. Por ahí hubo un enfrentamiento por rutas de taxis y nada más. El Zócalo que supuestamente está tomado por el SME y el "#Yo soy 132", sus carpas de lonas blancas, ahí están ...solas. Los miles de ciudadanos que ocurren al Zócalo van a divertirse, a ver las luces del festejo septembrino y a pasear. Y nada más. Los ciudadanos del Distrito Federal trabajan y esperan tranquilamente la entrega del poder al PRI. En lo que pudimos percibir, AMLO se quemó desde el 2006 y de terco no lo bajan.

Percibimos un optimismo razonable de los ciudadanos en Distrito Federal con el regreso del PRI a Los Pinos. "El PRI sí sabe gobernar para todos, con el PAN nada más ellos progresaban", dicen las personas con las que platicamos.

En el PAN, ya se empiezan a ver los graves conflictos que se avecinan por el desempleo y seguramente, aunque Peña Nieto empezará a descubrir la terrible corrupción del gobierno de Calderón. Genaro García Luna a sabiendas de que va para afuera, extrañamente empezó a cambiar la SSPF a otro lugar y hasta un museo se está haciendo. ¿Qué quiere ocultar, desaparecer con esos cambios? ...la gigantesca corrupción de esa Secretaría.

Las expectativas que tiene el nuevo gobierno son gigantescas, dadas las circunstancias de inseguridad y económicas en que el PAN deja al país. ¡Canijos, próximos exfuncionarios panistas!: ¡nada más llegaron
al poder para robar! A nuestro Estado van a regresar, como ya han regresado otros panistas con las bolsas llenas de dinero con motivo de las raterías que fueron a hacer al Gobierno federal. ¿Qué van a hacer en el PAN con tanto roedor junto, peleándose los puestos del partido?

Enrique Peña Nieto, y el PRI por supuesto, asumirá el poder en un país inmerso en la peor crisis de violencia de toda su historia. La consecuencia de una concepción ciega y cerrada de Calderón, al hacerle el trabajo sucio a Estados Unidos, ha dejado más 90 mil muertos.

Y tenemos el reto de que ese cementerio nacional de Calderón, no se repita con el PRI.

El hecho de que Mario Chong diga que “el Ejército permanecerá en las calles", no es más que una necesidad, señal de la mayor prudencia política, en tanto se apaciguan los ánimos criminales. Mientras se conoce a ciencia cierta el diagnóstico de los operadores de esta absurda guerra y que el nuevo gobierno garantice un mínimo de tranquilidad, y se pongan en práctica las modificaciones de Peña Nieto para apaciguar la criminalidad, el Ejército debe seguir en las calles. Sacar alEejército de las calles, nos
costaría la vida.

Es cierto, tenemos incertidumbre, pero también optimismo. Cambiamos para mejorar, es la idea. Y cambiamos viendo los buenos resultados que ha dado el PRI como gobierno después del 2000. El PRI probó, frente a su derrota del 2000, frente a los presidentes panistas, que sí sabe gobernar. Y por eso con Peña Nieto, nos debe ir mejor.

¡Por el bien de todos haremos hasta lo imposible para que así suceda!

3 comments:

  1. "El PRI sí sabe gobernar para todos, con el PAN nada más ellos progresaban"...

    ¡¡¡AY NO MAAA...!!!
    ¡¡¡¡¡SEGURIDAD!!!!!

    Señor...
    Mándame toda clase de pesares...
    Mándame males añejos
    Pero ¡Por piedad! no me mandes
    a estár tratando con PENDEJOS.

    ReplyDelete
  2. ¿qué clase de retrasado mental escribiría esto?, saber escribir no es saber pensar, escribe con la lengua puesta en los tanates de peña nieto y salinas juntos. !vamos a progresar!... !hágane el rechingado favor!...

    ReplyDelete