2012/09/02

México: ¿Un País Diezmado?

No entiendo a estas alturas el anuncio apoteótico del gobierno mexicano al dar a conocer la noticia del descubrimiento de un gran yacimiento de petróleo en aguas profundas del Golfo de México, supuestamente no compartido con el vecino del norte. Y digo que no entiendo porque no sé si a los ciudadanos mexicanos comunes, nos de gusto este tipo de noticia, cuando los gasolinazos están a la orden del día, entre otras cosas por la carencia de una infraestructura nacional para refinar el estratégico liquido. Y me sorprende porque si el PAN hubiera ganado la presidencia de la república, esta carta hubiera podido ser el inicio de una retorica política petrolera de sustento al régimen. Entonces da la impresión de que el mensaje es "ahí está lo que descubrimos (la política actual del Pemex panista) y ustedes futuros gobernantes priistas sabrán lo que harán". Recordar los pendientes de las reformas legislativas en relación al rubro petrolero.

Pero lo esencial de mi tema hoy, es la distancia que existe entre las políticas elitistas, cartelizadas, grupusculares en relación con los intereses de la sociedad civil, la misma sociedad entre otros actores políticos, que hace que funcione el aparato electoral y la gobernabilidad. Pues es un hecho incuestionable que el país precisamente por esas políticas, ha perdido la brújula en muchos sentidos, se han implementado decisiones muy distanciados del interés y del beneficio social, que han dañado de manera insólita al tejido social y a la misma democracia mexicana. Decía en un artículo Octavio Rodríguez Araujo publicado el 29 de agosto en La Jornada, que los partidos son los que representan a la política formal, donde los ciudadanos se insertan sean aquellos de derecha o izquierda, y que difícilmente la sociedad puede ejercer una visión autogestionadora de su devenir político. Lo cierto es que también los partidos no han sabido o no quieren otorgarle a esa sociedad, mecanismos de mayor participación política y mejores instrumentos para su desarrollo legal, económico y cultural, le han cerrado las puertas a la posibilidad de un mejor país.

En una retrospección sexenal, las políticas intergrupales alejadas de las reales necesidades sociales nos dejan una triste estela de muerte y de violencia, un crecimiento económico que no se ve provechoso, aun cuando los equilibrios macros se sostienen, aunque esto no se cree con la inmensidad de pobreza nacional que seguimos generando y la nefasta practica de la impunidad que enerva más, al ya de por si ambiente lúgubre que se percibe. Entonces la noticia de descubrimiento de petróleo en el Golfo de México, se diluye como un pueril cuento de hadas.

La heterogeneidad del país dificulta la acción conjunta ya no solamente de una sociedad civil fragmentada por sus diferencias culturales, sino también de una clase política realmente surrealista en términos de practicar una cultura política agachona, provinciana y pobre. Hoy en Ciudad Juárez el gobernador Duarte y el frágil Secretario de Gobernación Poire, tuvieron que salir corriendo al no poder enfrentar con honestidad y coherencia a las madres de las mujeres desaparecidas, eso determina en mucho nuestro futuro político de seguir siendo un país a todas luces diezmado.


No comments:

Post a Comment