2012/09/05

Monreal: "La coalición aún dispone de otros recursos jurídicos y políticos"

[En medio de la anarquía creada por el Tribunal electoral, necesitamos acciones, no espectadores. Ya no hay ley ni juicio que valga. No nos van a apaciguar con las falsas esperanzas de un 2018 y juicios que no nos conducirán a ningún lado. No perdamos más tiempo para revertir la imposición. Expresar nuestro coraje en casa no es suficiente. ]
[Monreal en su cuenta twitter dijo: "El juicio político contra magistrados y consejero electorales podrá firmarse por ciudadanos. Defendamos la Constitución".¿Y cómo van a juntar las firmas, tal como juntaron las que llevaron al TEPJF? ¿Sólo 200,000? ¿Para que no pase nada? Que quede claro que a esta revolución ya no la para nadie. Nada de falsas esperanzas: ¡Acciones!].
Juicio político, por  RICARDO MONREAL ÁVILA 


• 4 SEPTIEMBRE 2012 - 12:59AM

La inestabilidad política del siglo XIX mexicano estuvo invariablemente vinculada a reclamos por fraude electoral. Benito Juárez se subleva en Oaxaca con la bandera del fraude y, posteriormente, Porfirio Díaz hace lo propio contra Juárez con un reclamo casi idéntico.

De la misma manera, la Revolución mexicana de 1910 nació con una demanda electoral histórica: “Sufragio efectivo. No reelección”. Su consumación en 1917 no impidió que el reclamo por elecciones limpias diera lugar a levantamientos militares como el almazanismo y el henriquismo, ya entrado el siglo XX.

La institución que nació para resolver este reclamo histórico no fue jurídica, sino política: un partido dominante en el país, brazo político del Estado, donde primero arreglaba desde dentro las diferencias entre los diversos grupos y, posteriormente, llamaba a los ciudadanos a validarlos en las urnas. Fue lo que hizo el PRI durante siete décadas.

Desde el siglo XIX, la Suprema Corte de Justicia renunció expresamente a dirimir los reclamos electorales. Lo hizo tal vez por un instinto de sobrevivencia: si los reclamos partidarios terminaban en derrocamientos de gobiernos, ¿qué le podía acontecer a una institución emergente como la Suprema? Además, durante décadas, la Constitución preveía que en caso de falta de presidente de la República, el presidente de la SCJN asumía el mando…, pero a otros les tocaba organizar las elecciones.

Con toda esta carga histórica, la SCJN de finales del siglo XX se siguió negando a atraer las disputas electorales (de parte de actores políticos o de gobierno, solo acepta las controversias constitucionales). “Artículo 105: la SCJN conocerá, en los términos que señale la ley reglamentaria, de los asuntos siguientes: I: De las controversias constitucionales que, con excepción de las que se refieran a la materia electoral, se susciten entre:”, y procede a enlistar a los órdenes de gobierno de la Federación.

A medida que el PRI se agotó como la caja negra del procesamiento de disputas político-electorales y se convirtió en el promotor de las mismas (es decir, de solución se convirtió en el problema central electoral a dirimir), tomó fuerza la idea de que alguien tenía que dirimir, con serenidad, sapiencia y autoridad, las crecientes disputas electorales. Todos voltearon a ver nuevamente a la Suprema y ésta encontró (junto con los actores políticos) una solución institucional intermedia: el Tribunal Federal Electoral; es decir, una sala especial, con potestades plenas, que sin ser la misma SCJN tuviera los alcances de una Corte Constitucional.

Confiados en que esta es la función superior, irrenunciable, del actual Tribunal Electoral, la coalición Movimiento Progresista acudió al mismo para preguntarle a sus integrantes si lo que el país tuvo el pasado primero de julio fueron realmente “elecciones libres y auténticas”, como lo mandata la Constitución, a la luz del cúmulo de irregularidades encontradas. Se le pidió que juzgara sobre un criterio cualitativo, la calidad del proceso, no sobre un criterio cuantitativo, burocrático-administrativo o de contabilidad electoral, que en parte ya lo había realizado el IFE.

La sentencia del Tribunal fue muy clara en desestimar las pruebas, pero no en estimar el fondo de la impugnación, que no era otro que especificar cuáles son los parámetros constitucionales para calificar si una elección es libre y auténtica. ¿Rebasar los topes de campaña es tener elecciones auténticas? ¿Disponer de recursos de procedencia desconocida es legal y legítimo? ¿Promover el pago en efectivo o con dinero plástico a cambio de votos, es disponer de elecciones libres?

Nada de esto se respondió y, por lo tanto, se incumplió con la principal función del Tribunal que es calificar la elección con criterios cualitativos, propios de una corte constitucional, y no con un enfoque cuantitativo, propio de una oficialía de partes o de una ventanilla administrativa de la SCJN.

Las sentencias de un tribunal superior son inapelables pero no inopinables. Para no incurrir en una situación de denegación de justicia, la coalición aún dispone de otros recursos jurídicos y políticos, de los que dispondrá en los próximos días. Promover juicio político a magistrados y consejeros electorales, por omisiones y afectaciones constitucionales. Acudir a instancias internacionales de justicia por la indefensión y violación de derechos ciudadanos. Finalmente, realizar un juicio ciudadano para que los electores subsanen las insuficiencias de una calificación donde las autoridades electorales, en vez de respetar y honrar la Constitución, la mandaron al diablo.

8 comments:

  1. ¿Juicio Politico?, Creo que eso no sirve, como en los tiempos de Don Porfirio, denles piso.....

    ReplyDelete
  2. LA UNICA MANERA DE DAÑARLOS SERIAMENTE ES CONVOCAR A TOMAR LA BOLSA LA MEXICANA DE VALORES, CON SOLO 3 DÍAS DE OCUPACIÓN LAS ACCIONES DE TELEVISA Y TODAS LAS EMPRESAS QUE APOYARON EL FRAUDE VAN A BAJAR Y PERDERAN MILLONES, DE ESTA MANERA SI SE PUEDE.

    ReplyDelete
  3. A que le tiras cuando sueñas mexicanito?
    Se ve el panorama MUY pero MUY CABRON!!

    ReplyDelete
  4. El mexicano verdadero no sueña, vive para sacar adelante a su patria

    ReplyDelete
  5. APOYO LO DE LA BOLSA DE VALORES. HAY QUE LLEVARLO A CABO.

    ReplyDelete
  6. Cazemos y matemos a esos perros tal como los judios hicieron con los nazis despues de la 2da guerra. o q? tienen miedo?

    ReplyDelete
  7. parece l mas valioso tenemos los mexicanos es el 5antuario, la izquierda se ve cada ves mas torcida, que se inclinara por apoyar a el pri, asi que santo nunca dejes de informar, ya que por ahora en ti se siente mas confianza a el dar informacion

    ReplyDelete