2012/09/02

Operación antidrogas Guatemala-EE. UU. enfurece a grupos defensores de derechos



Por: Romina Ruiz-Goiriena publicado el 8/31/12 en la Associated Press
Ciudad de Guatemala: Activistas de Derechos humanos en Guatemala dijeron este viernes que una operación conjunta antidroga entre Marinos estadunidenses y el ejército nacional amenaza con revivir memorias de abusos contra los derechos durante la guerra civil de 1960-1996.
Un equipo de 200 Marines inicio patrullajes de la costa oeste de Guatemala esta semana como parte de un acuerdo conjunto para capturar cargamentos de droga.
“Las comunidades rurales en Guatemala están temerosas de que el ejercito sea usado para combatir a los narcotraficantes dado que se están aplicando las mismas técnicas que fueron usadas para combatir a la contrainsurgencia”, dijo Helen Mack,  un defensor de los derechos y directora ejecutiva de la fundación Myrna Mack. “La memoria histórica está allí y los guatemaltecos están temerosos de eso”.
Kelsey Alford-Jones de la Comisión Guatemalteca de los Derechos Humanos/EU notó que las fuerzas armadas guatemaltecas, que fueron respaldadas por EU durante la guerra civil, cometieron mas del 93 por ciento de los actos violentos.
Fue hace 50 años cuando la milicia de EU envió por última vez apoyo significativo y equipo a Guatemala, estableciendo una base para apoyar los esfuerzos de contrainsurgencia durante el levantamiento guerrillero después de un golpe de estado respaldado por la CIA que derrocó al democráticamente electo, presidente Jacobo Arbenz, en 1954. El movimiento llevó a 36 años de guerra civil que termino en 1996 con la firma de los acuerdos de paz entre el gobierno y las guerrillas izquierdistas.
El conflicto dejó más de 200,000 muertos y desaparecidos, 93 por ciento de ellos como resultado de las actividades de las fuerzas del estado y grupos paramilitares, dijo un reporte de la ONU. EU se retiró en 1978.
Las autoridades guatemaltecas dijeron que firmaron un tratado permitiendo al ejercito estadunidense conducir operaciones antidrogas el 16 de julio. Menos de un mes después, un avión C-5 de transporte de la fuerza aérea voló hacia la Ciudad de Guatemala desde Carolina del Norte cargada con los marinos y cuatro helicópteros UH-1 “Huey”.
Si los marinos encuentran barcos sospechosos, contactarán sus contrapartes guatemaltecas en una unidad de operaciones especiales de la marina  guatemalteca que se movilizará para el decomiso. Los marinos no participarán en misiones de arresto, pero si tienen el derecho de defenderse si les disparan, dijeron funcionarios estadunidenses.
“Los marinos guatemaltecos tienen un papel de apoyo y nosotros proporcionamos soporte aéreo, en comunicaciones, y logístico a un socio regional que actualmente enfrenta fuertes desafíos con el tráfico ilícito a lo largo de sus costas. Este no es un nuevo rol ni es la primera vez que el ejercito de EU apoya a un socio en esta capacidad”, dijo el teniente coronel Todd Breasseale, un vocero del Departamento de Defensa de EU en una respuesta por correo a AP.
“Aunque el despliegue de marinos es solo temporal, esta enfocado a la misma misión: apoyar a las autoridades de EU y regionales que trabajan para detener el flujo de tráfico ilícito a través del istmo centroamericano”, dijo Breasseale.
William Ostick, vocero de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, dijo que el presidente Otto Pérez Molina esta “enfocado en mejorar la seguridad de la ciudadanía en Latino America”. Él dijo que el ejercito guatemalteco ha “logrado avances significativos en temas clave”.
Guatemala tiene  corrupción institucional generalizada, “incluyendo homicidios ilegítimos, narcotráfico, extorción y violencia social generalizada, que incluye violencia contra mujeres y numerosos homicidios, muchos relacionados con el tráfico de drogas”. De acuerdo a un reciente reporte del Departamento de Estado.
El reporte decía que Guatemala ha estado usando al ejercito para apoyar a las unidades policiacas en respuesta al aumento al crimen y que la participación de la policía en “actividades criminales sigue siendo un problema serio”.
“Esto es lo que sucede cuando operativos respecto a la seguridad civil son usados como un medio para control social”, dijo Mack.
La operación de marines es la más grande en Guatemala desde que el apoyo del ejercito de EU fue eliminado en 1978, a la mitad de la guerra civil. A través de los años, el congreso de EU ha aprobado financiamiento limitado para el entrenamiento de un equipo de respuesta para desastres naturales del ejército guatemalteco.
"La prohibición parcial del Congreso de los fondos para el ejército guatemalteco permanece en su lugar porque los militares no han cumplido ni siquiera con los parámetros mínimos para la reforma. ‘La guerra contra las drogas’ de EU se ha vuelto una justificación para la rápida remilitarización en un momento en que Guatemala todavía se recupera del trauma del conflicto interno- y las fuerzas armadas guatemaltecas aun tienen que rendir cuentas por las atrocidades del pasado”, dijo Alford-Jones.
La Ley estadunidense dice que Guatemala puede recuperar la ayuda una vez que la secretaria de estado Hillary Clinton certifique que el ejercito guatemalteco esta “respetando derechos humanos reconocidos internacionalmente” y coopere con las investigaciones judiciales de ex militares y con la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala, respaldada por la ONU.
Los escritores de la Associated Press, Pauline Jalinek en Washington y Martha Mendoza en Santa Cruz Calif. contribuyeron a este reporte.
Traducido del Huffington Post

No comments:

Post a Comment