2012/09/05

Y ahora el PRI quiere amarrar navajas entre AMLO y @M_Ebrard

Por Victor Hernández

Como no le funcionó al PRI la estrategia de insistir en que Andrés Manuel López Obrador se retire -antier el Peje les respondió que no se retira hasta que el país sea de todos y no sólo de 30 personas- ahora van por la estrategia de tratar de amarrar navajas entre López Obrador y Marcelo Ebrard a pesar de que no hay pleito entre ambos.

Y es que el diario del compadre de Moreira publicó en su columna de chismes que por decir que, como Jefe de Gobierno, está obligado por ley a reconocer el fallo del TEPJF, Marcelo Ebrard está rompiendo con el Peje; que "es el principio del fin" entre AMLO y Marcelo.

Pero eso es una mentira del priismo. Bueno, una más. Mire usted por qué:

Para empezar, se de buena fuente -no voy a decir quién- que Marcelo Ebrard no traga a Enrique Peña Nieto. A nivel personal, Ebrard tiene una opinión muy pobre del ex candidato presidencial priista. Así que el tener que acatar el fallo del TPEJF es algo que Ebrard tendría que hacer a disgusto, no porque quisiera.

En segundo lugar, también de una fuente intachable, se que existe la preocupación entre el primer círculo de Marcelo Ebrard de que debido a la ineptitud de Peña Nieto se pudiera llegar a caer la economía del país, lo cual le causaría un problema enorme a la Ciudad de México -y aquí tendríamos que ver si como ronca duerme Miguel Ángel Mancera, por lo cual yo le sugeriría que se preparara para una posible contingencia económica.

La preocupación de los marcelistas estaría absolutamente bien fundada, ya que en los dos últimos sexenios que el PRI estuvo en el gobierno federal se cayó la economía de manera severa. EN 1994 gracias a la ineptitud de Salinas y Zedillo, y en 1997, vía FOBAPROA, debido a la rapacidad que sembró Salinas, cultivó Zedillo y solapó el PAN.

Y el PRI sigue causando caos económico. En Coahuila con la mega-deuda de Humberto Moreira, en Edomex con la ultra-deuda de Peña Nieto (es más del doble que la de Moreira), en Nuevo León igual, y no se diga en Yucatán. Todos endeudados hasta el cogote.

"¡Michoacán! ¡Michoacán!" gritarán los priistas. Les respondo: Chinguen a su madre. Fue mucho mayor el incremento las deudas de Veracruz y Nuevo Léon. La de Veracruz aumento por más de 20 mil millones de pesos entre 2001 y 2011. La de Nuevo Léon casi 26 mil millones de pesos. La de Michoacán aumentó poco más de 16 mil millones de pesos.

Es falso, entonces, que exista un pleito entre AMLO y Marcelo. Ya quisieran los priistas -y los panistas, desde luego.

Lo que pasa es que tanto Andrés Manuel como Marcelo son los únicos gobernantes que ha tenido México que han sido reconocidos a nivel internacional por su buen desempeño en el cargo.

Tanto el Peje como Ebrard han sido reconocidos como mejores alcaldes del mundo. AMLO en segundo lugar y Marcelo en primero.

Además, la ONU acaba de pedirle a Marcelo Ebrard que elabore una strategia para el combate a la inseguridad urbana debido a los buenos resultados que dio su administración en ese rubro. ¿La respuesta de Marcelo? Implementar programas sociales ya que la solución no es de fuerza sino de inteligencia.

En toda su puerca vida no le han hecho un reconocimiento similar ni a Enrique Peña Nieto, ni a Felipe Calderón, ni a Vicente Fox, ni a Zedillo, ni a Salinas. Mucho menos a Fidel Herrera, ni a Javier Duarte, ni a Rodrigo Medina, ni a Ivonne Ortega, ni a Eruviel Ávila. Y eso que son los mejores cartuchos que tienen el PRI y el PAN.

Y siendo el caso, la dupla AMLO-Ebrard representa una enorme fuerza moral para la izquierda.

Esta dupla funcionaría con AMLO como líder social y Marcelo como candidato en 2018. O AMLO como candidato y Marcelo como enlace entre la clase media. Eso lo tendrán que decidir entre ellos. El caso es que el PRI sabe que a la combinación Peje-Marcelo sólo la paran con un fraude.

Y si consideramos el enorme fracaso que representará Peña Nieto por inepto y corrupto -y los priistas saben que eso va a suceder- entonces ni con fraude tendrá el PRI manera de ganarle a la izquierda en 2018. 

Por otro lado, el PRI sabe que AMLO y Marcelo no se van a pelear, pero que sí es posible posible que, ante un rumor tan burdo, los pejistas ataquen a Marcelo.

Así que no caigamos en el juego del PRI. No ataquemos a Marcelo Ebrard en base a los embustes del periódico del compadre de Moreira. No les hagamos el trabajo sucio. Eso es lo que quieren.

2 comments:

  1. Pobrecito camachbrard !que valiente por decir decepcionante!
    Hijoles, por cumplirle a camachbrard la promesa de apoyarlo el 2018 estas perdiendo objetividad y el Blog de Izquierda ya no sería de izquierda ¿va a pasar igual que con sdp apoyando a peña?
    Parece que no solo en el universal hay doble juego ¿que te hizo cambiar de opinion con respecto al oportunista acomodaticio de camachbrard los menciono a los dos pues son una mancuerna uno es del mentor y NO SON DE IZQUIERDA lo sabes bien.
    Como es posible que quieras que AMLO sea gato de camachbrad y le siga allanando el camino ya bastante ha hecho por él porque lo estima y es agradecido, de esto se han aprovechado camachbrard ya les redituó demasiado estar cerca de él nadie lo conocia antes y se aleja y acerca a AMLO a conveniencia.
    Este punto lo hemos estado discutiendo en diferentes espacios la mayoría opina que si MLO sigue solo a el apoyariamos el 2018, es el unico que deveras llevaría el programa para que hubiera un cambio no como camachbradr que todo quiere que sea como Nueva York. es el cuento de la zanahoria si les conviene a los prianales y las televisoras que crean presidentes cambiar de siglas para decir que hay democracia solo dejarian llegar a ciertos "candidatos manipulables demócrata de la nueva izquierda" que hagan de patiños y cocinen en los programas de chismes como lo hizo ebrard en el 2006 cuando nosotros protestabamos afuera de televisa, o por mancera que por ser tibio lo dejaron llegar.

    ReplyDelete
  2. A mí lo que me preocupa es que ahora los poderes fácticos, sa sabiendas de que la izquierda ganará sin lugar a dudas en el 2018, empiecen a hacer alianzas con Ebrard y otros actores.

    Imagínense que ahora la figura de Televisa sea Ebrard, que Televisa se vuelva de "izquierda" y decidan imponer a Ebard tal como lo hicieron con EPN.

    Los de Televisa no son pendejos, ellos apoyan con el que pueden negociar y amarrar acuerdos. Si Ebrard negocia con Televisa, puede asegurar su victoria, pero a costa de vender su alma al diablo y tirará por la borda toda su trayectoria política.

    ReplyDelete