2013/04/10

Cuando los “sacrosantos” inversionistas extranjeros se lleven sus dólares golondrinos, perderemos hasta los calzones

De muchos años atrás el tipo de cambio peso-dólar tiene no sólo un impacto económico directo, sino un efecto sicológico entre la mexicanada, lo cual hábilmente aprovecha el gobierno federal en turno, siempre y cuando la cotización le sea favorable, en apariencia.

Por ejemplo, con Felipe Calderón, en la parte más crítica de la crisis de 2009, tal indicador se elevó más allá de 16 bilimbiques por cada billete verde, marca histórica en estos menesteres...

Leer entrada completa

No comments:

Post a Comment