2013/04/05

El Modelo de Chipre : Quitarte el Dinero y la Vida


Aunque se nos ha dicho que el caso de Chipre era excepcional, y que por lo tanto requería medidas excepcionales, como el robo directo del dinero en las cuentas de los bancos, ya se hecho público que en documentos se hablaba de ese tipo de “rescates internos” de instituciones financieras desde al menos 2010 en la reforma Dodd-Frank del Presidente Obama.


Por ejemplo, días después del escándalo que causó la declaración del presidente del Eurogrupo, el completo desconocido Jeroen Dijsselbloem, cuando dijo descaradamente que el “rescate” de Chipre, (robarse los depósitos bancarios) se aplicaría también en otros países de la eurozona, hemos conocido que esa era su política desde al menos Junio de 2012. Esta nueva lógica de la Unión Europea consiste en sustituir los “rescates externos” o bail-outs (financiar a los bancos quebrados con el dinero “externo” de los contribuyentes) por bail-ins o “rescates internos”, es decir, utilizar los recursos de “dentro del banco”, tales como las acciones, bonos y “si se requiere” los beneficios de los depositantes y los depósitos en sí, considerados como si fuesen inversiones “sin garantías”. De hecho, todo el procedimiento que se aplicó en Chipre como conejillo de Indias, ya se describía con gran detalle en la Propuesta que hizo la Comisión Europea a la Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo, con fecha 6 de junio de 2012.
Asimismo, el Banco de Inglaterra y la Corporación Federal de Seguros a los Depósitos de Estados Unidos (FDIC, por sus siglas en inglés) publicaron un documento conjuntamente el pasado 10 de diciembre de 2012, titulado “La solución para las instituciones financieras sistémicamente importantes y activas globalmente”. En el momento de su publicación el documento pasó desapercibido, pero ahora el documento de 15 páginas ha captado la atención recientemente, como un documento básico de planificación de los sicarios financieros del imperio británico sobre su estrategia para salvar a su moribundo sistema financiero trasatlántico y evitar el desplome que se avecina, recurriendo al robo de los activos de los depositantes a nivel global, exactamente del mismo modo que lo han hecho en Chipre y que se está aplicando en otros países, dejando a la población hurgando en la basura para sobrevivir.
El documento formula la estrategia en términos de hacer que los “acreedores no asegurados” asuman el costo del rescate de los bancos, y cuidadosamente dejan la ambigüedad en cuanto a si eso incluye a los depositantes de esos bancos. Pero los acontecimientos en pleno desarrollo en el mundo, dejan muy en claro lo que significa “acreedores no asegurados”: los depositantes de esos bancos en quiebra (hace pensar en las “preferentes” de Bankia, no?). Lo que hay que preguntar, señaló Lyndon LaRouche el pasado sábado 30, es: ¿Cuántos políticos en Estados Unidos (y otros países) son concientes de esta estafa y no están apoyando la ley Glass-Steagall?
En una explosiva videoconferencia el pasado 15 de febrero de 2013 Lyndon LaRouche había advertido precisamente de esa perspectiva que se plantea en el plan de la Comisión Europea, del Banco de Inglaterra y la FDIC —y explicó por qué solo la Glass-Steagall es la alternativa viable:
“La enorme masa de deuda que representa la operación monetarista, sería eliminada. En su lugar, pondrán un nuevo sistema de finanzas, ¡que ignoraría por completo las obligaciones asociadas con el viejo sistema! Lo que significa que dejarían a la mayoría de la población del mundo que se muera de hambre, y rápido… Yo sé exactamente lo que están haciendo, porque yo sé cómo funciona el sistema. Y lo que están haciendo, de la única manera en que funcionará, es si se elimina todo el sistema de rescates; simplemente lo tiras a la basura, y sales con un sistema nuevo, en el cual la gente privilegiada quedará dentro del sistema y se les dará buenos ingresos para vivir relativamente, pero la gran mayoría de la población no tendrá nada. Este es el plan de reducción de la población más grande hasta ahora en la historia conocida. Y ese es el plan de la gente que se opone a la Glass-Steagall, sépanlo o no. Pero se les va a hacer responsables por los efectos de esa política”.

No comments:

Post a Comment